Dani Sordo apunta (muy) alto para el Rally de México

Casi cinco meses después de su última aparición en el WRC en el Rally de Cataluña 2019, Dani Sordo regresa la próxima semana a la acción en dicho certamen de la especialidad.

Será con motivo del Rally de México 2020, tercera ronda en el calendario del Mundial 2020, que se disputará del 12 al 15 de marzo, donde volverá a subirse a su i20 Coupé WRC.

El cántabro viene de participar los días 27- 29 de febrero junto al líder de su equipo Hyundai, Ott Tänak, en el Rally Serras de Fafe, Portugal. Allí ambos han acumulado kilómetros con el misil surcoreano de cara a la primera carrera del curso sobre tierra, donde formarán el tridente asiático junto a Thierry Neuville.

 

 

Ante el cambio de superficie que supone el compromiso en Guanajuato, adaptar el estilo de pilotaje, así como los reglajes del coche resulta capital para abordar el reto con ciertas garantías.

Con ese fin, la semana anterior a la carrera lusa habían viajado a Huelva, donde se entrenaron a lomos de sus monturas asiáticas en torno al 23 de febrero.

 

https://twitter.com/DaniSordo/status/1233844128053682177

Dani Sordo: “Quiero ganar en México”

Sea como fuere, el español se presenta con buenas sensaciones y grandes expectativas a uno de los compromisos más complicados del curso. Su inesperada pero merecida victoria en Cerdeña 2019 y el alto ritmo que demostró durante todo el curso pasado, le han permitido reafirmar su autoconfianza.

Por todo ello, el de Puente de San Miguel afronta el Rally de México con la mente puesta en pisar el podio… y si es posible su primer peldaño. Al margen de su calidad, regularidad y velocidad habituales, contará con una ventaja extra.

Partirá desde posiciones retrasadas en el orden de salida, ya que no ha competido en las pruebas previas del Campeonato del Mundo.

 

 

Evidentemente, esta circunstancia eleva sus opciones de éxito, puesto que se encontrará una pista más limpia y rápida tras el paso de otros adversarios. En este sentido, Dani Sordo ha sido muy claro con sus intenciones para la prueba al otro lado del Atlántico:

Realmente quiero ganar en México y lograr otra victoria para el equipo. Nuestra posición en la carretera el primer día debería ser ventajosa, pero eso por sí solo no es suficiente”.

El deportista español también se ha referido a uno de los grandes condicionantes de una carrera que se disputa por encima de los 2.000 metros, reduciendo sensiblemente la potencia de los motores de los coches:

“La altitud hace que sea un evento difícil, por lo que tenemos que estar preparados físicamente y cuidar el automóvil también. Estoy emocionado de estar de regreso en el Hyundai i20 Coupe WRC en el Rally México, un evento que disfruto mucho y en el que siempre he tenido un buen desempeño”.

 

 

“Me he mantenido cerca del equipo en los eventos de apertura de la temporada (fue suplente de última hora del equipo en Montecarlo) y me siento en forma y listo”, ha concluido Dani Sordo.

Si finalmente hace realidad sus deseos, certificará su tercera victoria en el Mundial de Rallus tras Alemania 2013 y Cerdeña 2019 y su 46º podio, lo que representa que ha descorchado el champán en casi un tercio de sus salidas con un ‘world rally car’.

En México 2019 terminó noveno tras sufrir unos problemas eléctricos el viernes, jornada en la que llegó a liderar la prueba. A pesar de ello, mostró gran ritmo.

Su compañero Neuville quiere su primera victoria en México

A pesar de que Sordo afronta el compromiso con la mejor posición para la carretera entre la alineación de pilotos del i20, su compañero Thierry Neuville también está particularmente ansioso por ganar en un país donde no lo ha conseguido todavía.

Pero no lo tendrá fácil. El belga llega a México como líder del campeonato empatado con el Toyota de Elfyn Evans, por lo que ambos partirán al frente de la prueba. Todo un hándicap.

“Tengo grandes recuerdos de México, incluido nuestro primer podio con Hyundai Motorsport y mi primer WRC entre los tres primeros del año anterior”, ha afirmado el ganador este año en Montecarlo.

Además, el subcampeón del mundo en los últimos cuatro años ha asegurado que está muy motivado para pisar lo más alto del cajón por primera vez.

“[México] siempre ha sido una de las carreras que he querido ganar. Nunca pude lograrlo, pero sería bueno cambiar eso este año”.

 

 

A pesar de una victoria y un segundo lugar en las dos primeras participaciones en el WRC 2020, el siempre exigente director del equipo de Hyundai, Andrea Adamo, recuerda que Toyota les superó en la anterior cita en Suecia.

“No podemos decir que estamos completamente satisfechos con el rendimiento de nuestro Hyundai i20 Coupe WRC en las primeras rondas. Estamos trabajando duro para asegurarnos de tener el paquete más competitivo en cada rally”.

Por último, Adamo se ha referido al desafío que representa la carrera en América con estas palabras:

“México ofrecerá un desafío completamente diferente, uno que ejercerá diferentes presiones sobre nuestro automóvil y nuestra tripulación. Sabemos que el orden de las carreteras tendrá cierta influencia en las condiciones de grava que beneficiarán a aquellos, como Dani, que comenzarán más tarde el primer día”.

Imágenes Dani Sordo: Hyundai Motorsport.

Dejar una opinión