Daniel Ricciardo sustituirá a Carlos Sainz en McLaren

Aunque no existe actividad en la pista, las ‘oficinas’ de las escuderías echan humo. Tras la noticia del adiós de Sebastian Vettel a Ferrari, este jueves se ha vivido una jornada frenética en el mercado de pilotos. De hecho, las fichas siguen cayendo en un efecto dominó que está convulsionando el Gran Circo.

Poco antes de que este jueves se anunciara el fichaje de Carlos Sainz por La Scuderia para 2021 y 2022, se ha hecho pública la contratación de su sustituto en Woking.

El australiano Daniel Ricciardo ocupará el asiento del español en McLaren durante esas dos temporadas, convirtiéndose en el nuevo compañero del inglés Lando Norris.

De este modo, el corredor de Perth, quien después de una sola temporada no estaba feliz en Renault por el bajo rendimiento de su monoplaza, ha encontrado una salida a dicha situación.

No obstante, se trataba de un ‘plan B’. Porque en realidad se había postulado junto al madrileño en las quinielas para heredar el volante del tetracampeón en Maranello.

Pero finalmente no hubo acuerdo. Ni el rol de segundo piloto propuesto por el conjunto transalpino ni la oferta de 7 millones de euros frente a los 20 que percibe en Enstone, le atrajeron.

Por cierto, ahora ha quedado un asiento libre en el equipo francés para el que suena Fernando Alonso. Si el asturiano se decidiera a regresar al equipo donde conquistó sus dos Mundiales, tendría como vecino de box del galo Esteban Ocon.

Satisfacción en McLaren

Zak Brown, CEO de McLaren Racing ha manifestado su satisfacción por la contratación de Daniel Ricciardo:

Firmar a Daniel es otro paso adelante en nuestro plan a largo plazo y traerá una nueva y emocionante dimensión al equipo junto con Lando. Estas son buenas noticias para nuestro equipo, socios y, por supuesto, nuestros fans”.

También quiero rendir homenaje a Carlos por el excelente trabajo que ha estado haciendo para McLaren al ayudar con su desempeño en nuestro plan de recuperación. Es un verdadero jugador de equipo y le deseamos lo mejor para su futuro más allá de McLaren“.

En esa misma línea se ha expresado Andreas Seidl, director del equipo:

Daniel es un ganador contrastado y su experiencia, compromiso y energía serán una valiosa adición para McLaren en nuestra misión de regresar a la cima. Con Daniel y Lando como compañeros de equipo, creo que tenemos dos corredores que continuarán entusiasmando a nuestros fan y ayudarán al equipo a crecer”.

Carlos es un verdadero profesional, es un placer trabajar con él y continuaremos disfrutando de ir a competir con él este año. Todos le deseamos buena suerte para la próxima etapa de su carrera cuando deje McLaren“.

 

Fichaje por Renault, un error

Después de abandonar sorpresivamente Red Bull a finales de 2018, Daniel Ricciardo fichó por Renault para las dos siguientes campañas. Sin embargo, el proyecto de los franceses no ha sido tan solvente como se esperaba, convirtiéndose en una pesadilla para el 3.

Ante esta situación, que suponía un peligroso estancamiento para un piloto de 30 años, Ricciardo ha decidido dar un nuevo giro a su carrera.

Porque, aunque es consciente de que el tiempo ya ‘vuela’ en su contra, todavía aspira a proclamarse Campeón del Mundo. Y por lo visto en las dos pasadas campañas, dicho objetivo resultaría prácticamente imposible en el conjunto del rombo.

Lejos de cumplirse las metas deportivas establecidas, los franceses parecen encontrarse en un franco retroceso. En este sentido, tampoco han ayudado las dificultades que atraviesa la matriz por el lastre que supuso la asociación comercial con Nissan.

McLaren y Ricciardo por fin juntos

Llega una segunda oportunidad para el binomio Daniel Ricciardo-McLaren. Porque el australiano ya barajó la opción británica cuando decidió abandonar la estructura energética a finales de 2018.

Por aquel entonces, aunque llegó a contactar con los ingleses, finalmente se decantó por los cerca de 20 millones de euros anuales que le puso Renault sobre la mesa.

Además en aquella  época McLaren, en plena crisis de resultados, había decidió cambiar los motores nipones por los de Viry-Chatiron. Fue una decisión con la que trataron de retener a Fernando Alonso, hastiado de las penurias mecánicas japonesas.

Sin duda, esos vientos revueltos que soplaban en Woking le hicieron al simpático aussie decantarse por la alternativa gala. Precisamente, ese movimiento del australiano hizo que Renault dejara a Sainz sin asiento.

Por ello, el español puso rumbo a una McLaren en reconstrucción en 2019. Una decisión que se ha revelado acertada para el madrileño; todo lo contrario en el caso del corredor de Perth.

Imágenes: Renault

Dejar una opinión