Fernando Alonso estrenará mejoras en su Alpine en Ímola

A pesar de que el Mundial acaba de comenzar tras la disputa del GP de Baréin, la escudería Alpine F1 Team ya tiene previstas las primeras mejoras en su monoplaza. Sin duda, las prestaciones del A521 han estado por debajo de lo esperado en esa ronda inaugural en el Circuito de Sakhir.

El primer signo negativo llegó en la sesión oficial de Clasificación. Aunque las manos de Fernando Alonso obraron el milagro de situar al vehículo galo en la novena plaza, las prestaciones ‘reales’ del bólido quedaron al descubierto con la actuación de Esteban Ocon. El francés terminó en la decimosexta plaza.

Peor le fue aún el domingo. El normando se quedó fuera de los puntos, mientras que su compañero español se retiró por un sobrecalentamiento en los frenos traseros, por el envoltorio de un sándwich que obturó el conducto de refrigeración.

Aunque es cierto que el episodio del asturiano se debió a la mala suerte, también resulta evidente que su coche estaba mostrando una gran falta de ritmo. De hecho, solo la magia del ovetense maquilló esa situación mientras el vehículo se mantuvo en la pista.

https://twitter.com/DAZN_ES/status/1376204093107142658

Cambios en el suelo y el difusor del A521

Ante esta coyuntura, y a pesar de que la escudería francesa se tomará esta temporada de transición a la espera de la siguiente, ya ha reaccionado.

Marcin Budkowski, director ejecutivo de Alpine F1 Team, ha detallado a la página web ‘Race Fans’ cuál es el plan a desarrollar a corto plazo:

“Hay un área que ha cambiado en la normativa  y es nuestro punto de desarrollo en este momento. Evidentemente se trata del lateral del suelo y el difusor. Durante los test y en Baréin realizamos algunos trabajos al respecto. No tengo dudas de que haremos más trabajo en las próximas carreras. Todo el mundo lo hará también. Es un área que cambiará”.

Con la vista puesta en la segunda ronda del calendario que se celebrará la próxima semana en Ímola (16-18 abril), espera contar allí con un monoplaza más competitivo.

No en vano, ha intensificado su trabajo en el desarrollo de importantes mejoras centradas en la parte posterior del vehículo, punto clave esta temporada al atraer buena parte de los cambios.

Al respecto, Budkowski ha explicado que “dispondremos de un paquete de actualizaciones bastante respetable para Ímola, así que vamos a tener más piezas y más rendimiento en el coche en esa cita”.

https://twitter.com/DAZN_ES/status/1376199303862046728

Además ha asegurado que las novedades no se detendrán en el compromiso italiano sino que se extenderán a las posteriores carreras.

“En general, vamos a llevar algunas piezas nuevas a las primeras carreras de la temporada”, ha expuesto Marcin.

Después de terminar en la quinta posición del Campeonato de Constructores en 2020 al verse superados por McLaren (3º) y Racing Point (actual Aston Martin, 4º), la meta de la fuerza de Enstone pasa por tratar de liderar la zona media de la parrilla.

No obstante, el propio Budkowski ha reconocido que “todavía estamos a dos o tres décimas para poder luchar realmente con los equipos con los que aspirábamos a pelear”, se ha sincerado .

Los problemas con el calor

Otra de las cuestiones clave que deberán resolver en Alpine se refiere a las dificultades del monoplaza con las temperaturas más elevadas. Así lo ha explicado el citado responsable:

“Tenemos algunos deberes que hacer para comprender el motivo por el que parecemos menos competitivos en las sesiones con más calor. Y aunque no creo que eso vaya a suponer un problema en Ímola o Portugal, si podría serlo durante los meses de verano”.

También ha explicado lo sucedido en relación a esta cuestión detectada en los entrenamientos previos al GP de Baréin y en dicho evento:

“Quedamos satisfechos por el coche en los test, sin embargo es cierto que estamos menos contentos con el monoplaza en las sesiones con más calor. De hecho, la primera y la tercera sesión de entrenamientos fueron más difíciles y recuperamos un nivel de rendimiento más representativo de nuestra competitividad en las sesiones de la tarde, tanto en la segunda sesión de entrenamientos como en la clasificación”.

Para concluir sus declaraciones ha asegurado que “la temperatura fue bastante alta en el GP de Baréin donde hacía más calor que en los test. Al inicio de los Libres 3 había 38º C en el ambiente y cerca de 47º C sobre el asfalto, más calor que dos semanas antes en los test·.

Después de este análisis, Alpine tiene mucho trabajo por delante para conseguir reconducir la situación que atraviesan.

Imágenes: Alpine F1 Team.

Dejar una opinión