Previo GP de Portugal 2021: Duelo por el liderato en Portimao

Después del GP de la Emilia-Romaña donde Red Bull Racing y Max Verstappen sumaron su primer triunfo de la temporada, el Mundial visita la Península Ibérica para cumplir con una doble cita. La primera de ellas tendrá lugar este fin de semana en el GP de Portugal de F1 2021, tercera escala en el calendario de la Categoría Reina.

El Autódromo Internacional del Algarve que acogerá por segundo curso consecutivo una ronda del Campeonato, vivirá un nuevo capítulo por la hegemonía de la especialidad.

Por una parte, Mercedes llegará a la cabeza de ambas clasificaciones, pero muy presionado por los austriacos. De hecho, su estrella Lewis Hamilton defenderá el liderato que mantiene por un solo punto en la General de Pilotos. Y lo hará en un trazado donde hace seis meses batió el récord de triunfos de Michael Schumacher, superando los 91 del alemán.

Mientras, el equipo de la bebida energética, tratará  de sumar su segunda victoria consecutiva para desbancar al heptacampeón británico. Tras la ‘locura’ en Ímola y el actual equilibrio de fuerzas, ambas escuderías buscarán asestar un golpe moral al contrario.

Precisamente, esa máxima igualdad impide la existencia de un favorito de cara al domingo. Quizás, la configuración del trazado luso, con curvas de alta carga aerodinámica, podría decantar ligeramente la balanza a favor de los coches azules.

McLaren vs Ferrari: Gran duelo en la zona media

Otro de los focos de interés de la carrera se situará en la batalla por la tercera posición. Según lo visto hasta la fecha, McLaren podría conservar la tercera plaza de la General de Constructores que ocupa con 41 puntos, siete más que Ferrari (34). Y aunque librarán una intensa batalla con los de Maranello este domingo, el tercer puesto de Lando Norris en Ímola les permitirá soñar con otra gesta similar en El Algarve.

Cerca de los ingleses de Woking se situaría Ferrari. Apoyados en un eficiente SF21, al que todavía le falta velocidad punta, los italianos tendrán como objetivo continuar con su recuperación para acechar a los británicos.

Un peldaño más abajo luchará un nutrido grupo encabezado por Alpha Tauri. El salto de calidad de la fuerza de Faenza en esta campaña resulta evidente. Mientras, Aston Martin, Alpine y Alfa Romeo pelearán por arañar algún punto.

Los dos primeros -ingleses y franceses- han de dar un paso hacia adelante, ya que, por potencial, se espera mucho más de ellos, especialmente de la fuerza liderada por Sebastian Vettel. Perdido en los dos primeros compromisos, el tetracampeón alemán ha de reaccionar con un buen resultado. Por el contrario, la fuerza de Hinwil está protagonizando una de las sorpresas positivas del curso cuando nadie contaba con ellos.

Continuando con las buenas sensaciones en la parrilla, Williams soñará con terminar en el top-10, algo que se les escapó en San Marino por el accidente de George Russell con Valtteri Bottas. Por último, Haas volverá a cerrar con casi toda seguridad la parrilla con un VS-21 sensiblemente inferior al resto de monoplazas.

En cuanto a los pilotos españoles tendrán objetivos muy distintos, si bien ambos continúan con la adaptación a sus nuevas monturas. Después de un notable quinto puesto en San Marino, Carlos Sainz no descarta dar la campanada subiéndose al cajón en Portimao. No obstante, su meta real pasará por seguir superando etapas para convertirse en Ferrari en el piloto que maravilló en McLaren.

Por su parte, Fernando Alonso competirá por primera vez en un trazado donde sufrirá con las pobres prestaciones de su A521. Tras una gris actuación en Italia, el asturiano ha reconocido que todavía le restan varios compromisos para alcanzar su tono óptimo. Luchar por la Q3 y por algún punto centrarán sus esfuerzos.

Sea como fuere, en la montaña rusa de Portimao, un circuito de la vieja escuela con curvas ciegas, grandes desniveles y cambios de rasante, se atisba una gran batalla. Serán 66 vueltas y 306,826 km de puro espectáculo en este GP de Portugal de F1.

Mercedes y Hamilton defenderán el liderato

Tras la ‘derrota’ en Ímola, tanto Mercedes como Hamilton sólo piensan en devolverles la moneda a sus adversarios austriacos. A pesar de que el RB16B se ha convertido en un rival feroz, buscarán su segundo triunfo del curso después de Baréin.

En su anterior visita a Portimao, la formación de Brackley arrasó con un doblete. Sin embargo, los tiempos han cambiado y la dictadura del ‘Imperio Germano’ ha dejado paso a una dura pugna con los contrincantes de Milton Keynes.

A nivel individual, y después de buscar el próximo sábado su pole número 100, Hamilton defenderá el único punto que le mantiene en la primera plaza de la General. Pero no lo tendrá fácil. Deberá luchar (casi) en solitario contra los dos monoplazas azules. Porque en principio, se espera poca ayuda de su compañero Valtteri Bottas.

A pesar de ello, el heptacampeón británico es capaz de todo. Así lo demostró en Italia con una gran remontada, eso sí, tras una salida de pista y después de acabar en la puzolana al intentar adelantar a un grupo de monoplazas rezagados.

Regresando a su compañero finlandés, estará obligado a brillar para borrar su decepcionante actuación en la Emilia-Romaña. Cuando ¡rodaba noveno!, se vio envuelto en un espeluznante accidente con George Russell, quien trató de superarle.

Sabedor de que su asiento para 2022 está en el aire, ha de rendir a un mayor nivel en tierras lusas. En cuanto al Mundial de Constructores, está tan igualado como el de pilotos. Con 60 puntos, los alemanes solo aventajan en siete puntos a los de Milton Keynes.

Red Bull: Ganar con Max y ‘recuperar’ a Checo… ¿para un doblete?

Espoleados por el gran rendimiento del RB16B y por las debilidades del W12, Red Bull perseguirá su segunda victoria consecutiva de la campaña en el GP de Portugal F1. Para ello su mejor baza volverá a ser Max Verstappen, ganador en la prueba previa en San Marino.

Satisfecho con el potencial de su montura, el neerlandés atraviesa un gran momento de forma. Tras muchos años en inferioridad de condiciones técnicas, por fin cuenta con una herramienta que le permite luchar de tú a tú con Mercedes. Y no quiere desaprovechar esta oportunidad.

Sin embargo, las dudas surgen en el otro extremo del box. Aunque solo se trataba de su segunda carrera con su nuevo equipo, Checo Pérez decepcionó en Ímola. El mexicano cometió demasiados errores que le condenaron a la undécima posición.

En su defensa decir que el asfalto estaba muy resbaladizo y otros rivales también protagonizaron trompos y salidas de pista. Además, apenas veinticuatro horas antes había firmado una gran clasificación al rozar la pole. Pero esa ‘proeza’ se diluyó el domingo con su naufragio bajo la lluvia. Y dado el nivel de exigencia de la fuerza dirigida por Christian Horner, ha de mejorar rápidamente.

Afirma haber aprendido mucho de esa experiencia negativa. Eso espera Red Bull, ya que su aportación se considera esencial para derrotar a Hamilton y superar a Mercedes en la tabla de Constructores.

En este sentido, el asesor deportivo del equipo, Helmut Marco, ha indicado que sus pilotos deberían lograr un doblete o, en el peor de los casos, terminar ambos en el podio de Portimao.

McLaren buscará su segundo podio

A pesar de estrenar suministrador de motor en su monoplaza, McLaren no está acusando este importante cambio en 2021. Es más, ha sellado un sensacional inicio de campaña. Tanto es así que en la anterior cita en Italia, Lando Norris pisó el tercer peldaño del cajón. Para que la felicidad fuera completa en Woking sólo resta que Daniel Ricciardo, sexto en Ímola, también complete su proceso de adaptación al monoplaza naranja papaya.

Al margen de las actuaciones individuales, que han aupado a Norris a la tercera plaza de la General, el ritmo del MCL33M, tanto a una vuelta como en carrera, está resultando muy elevado y consistente.

Así lo demuestra ese tercer puesto que también ocupan en la Clasificación de Constructores con 41 puntos, a solo 8 de Red Bull. Por ello, no parece una locura que piensen en visitar el podio en el GP de Portugal de F1.

Ferrari: Sainz espera acercarse a Leclerc en la ‘qualy’ 

Olvidado el horrible 2020, Ferrari ha comenzado con buen pie la presente campaña. Por un lado, la incorporación de Carlos Sainz a ‘La Scuderia’ ha supuesto una corriente de aire fresco que ha elevado el nivel de colaboración entre sus dos pilotos. Y por otra parte, el salto prestacional del SF21 ha permitido cosechar resultados esperanzadores.

Precisamente, esa mejoría del monoplaza rojo les ha dado la oportunidad de situarse a rebufo de McLaren en la clase media de la parrilla. Prueba de ello es que el madrileño y Charles Leclerc acariciaron el podio en San Marino, terminando cuarto y quinto, respectivamente.

Además este fin de semana competirán en un trazado del que, ambos pilotos, guardan buenos recuerdos. No en vano, en su primera visita a Portimao el monegasco firmó una cuarta posición muy por encima de las posibilidades de su monoplaza.

Por su parte, el ‘55’ protagonizó una salida antológica en esa misma carrera de 2020. Desde la séptima posición, y en apenas un par de vueltas, superó a todos sus predecesores para situarse al frente del pelotón. A medida que se fue secando la pista y los neumáticos alcanzaron la temperatura, regresó el orden jerárquico natural. No obstante, terminó en sexta posición.

La misión del madrileño se centrará en mejorar su ritmo a una vuelta. O dicho de otro modo, en El Algarve tratará de aproximarse a la velocidad en clasificación de su compañero monegasco.

Alpine: Alonso a la caza de algún punto

Aunque se habían despertado grandes ilusiones con el regreso de Fernando Alonso, de momento, no se están materializando. Pero, lo más preocupante de esta situación no reside en la readaptación del bicampeón español, que se producirá transcurridas unas cuantas carreras.

El problema se centra en las pésimas prestaciones de un A521 que carece de puntos fuertes. Bien es cierto que Alpine ya advirtió que esta temporada se la tomaría de transición. Pero una cosa es eso y otra bien distinta es que lograr meterse en la Q3 constituya un milagro.

No se comprende que una escudería que en 2020 luchaba por las posiciones de podio, ahora apenas aspire a arañar algún mísero punto. Algunas fuentes insinúan que esto se debería al hecho de que ya estarían probando soluciones de cara al próximo curso.

Sea como fuere, tanto Alonso como su compañero Esteban Ocon sufrirán nuevamente para superar la Q2 y terminar el domingo entre los diez mejores en el GP de Portugal de F1. Por cierto, el ovetense se estrenará en un trazado donde jamás ha competido.

 

Imágenes del GP de Portugal de F1: F1.

Dejar una opinión