GP Singapur F1 2019: Vettel vuelve a ganar en un doblete insólito de Ferrari

Contra todo pronóstico, el piloto de Ferrari, Sebastian Vettel, ha regresado a la senda del triunfo al imponerse en el GP de Singapur F1 2019 disputado este domingo en el Circuito Urbano de Marina Bay. Su compañero Charles Leclerc y Max Verstappen (Red Bull) han completado el podio en Asia.

Tras ellos han recibido la bandera a cuadros, los Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas en una decepcionante actuación que los ha dejado sin champán después de muchas carreras saboreando el espumoso de la gloria.

Mientras, Carlos Sainz ha terminado decimosegundo, penalizado por un impacto con Nico Hulkenberg en la vuelta inicial. Con este cero asiático, el madrileño acumula tres carreras (Bélgica y Italia) seguidas, sin puntuar desde el regreso de las vacaciones estivales. A ver si le vuelve a sonreír la fortuna. El otro corredor de McLaren, Lando Norris, ha terminado séptimo, una plaza más abajo que Alex Albon.

Así las cosas, el alemán ha vuelto a ganar 392 días y 22 carreras después de hacerlo en Bélgica 2018. Además, su 53ª victoria en el Gran Circo le ha servido para convertirse en el máximo ganador -cinco trofeos- en solitario en la ciudad-estado oriental, desempatando con Hamilton, y de paso, ha logrado silenciar las críticas.

 

 

En definitiva, gran día para los italianos que han certificado su tercer triunfo consecutivo (Italia y Bélgica) de la temporada. Y no solo eso, porque también han dejado claro que han dado un paso hacia adelante. Así lo demuestra que hayan ganado en la peor pista del certamen para su SF90. Ah, se trata de su primer doblete desde Hungría 2017.

La estrategia acertada y las novedades en el misil rojo (alerones delantero y trasero, difusor y suelo nuevos) han funcionado para derrotar a sus sorprendidos enemigos en un territorio favorable, en teoría, para las flechas de plata.

El gran perjudicado de la jornada ha sido el poleman monegasco. Perdió el primer peldaño del cajón que parecía suyo hasta el primer tercio de la cita. Entonces, su compañero realizó un pit stop anticipado para defenderse de Lewis Hamilton, que finalmente, con el que también superaría al propio Leclerc.

Por cierto, a pesar de un día poco afortunado, el británico de la estrella ha aumentado su renta en la General de Pilotos. Ahora dispone de 67 puntos más que Bottas, segundo. En el tercer puesto están empatados Verstappen y Charles, con 200 unidades cada uno, seis más que Vettel, quinto.

Salida: Los favoritos mantienen sus posiciones

Nada más apagarse las luces del semáforo, se encendían las emociones bajo los focos del espectacular autódromo asiático. Buena salida de Leclerc, que defendía y conservaba la primer plaza ante Lewis Hamilton. Por su parte, Vettel también firmaba una inmaculada arrancada, tercero, precediendo a Verstappen, cuarto.

Simultánemente, en la zona media y al fondo del pelotón se iniciaban mil batallas. En una de ellas, precisamente, Sainz trató de adelantar a Albon. Ese duelo quiso aprovecharlo Hulkenberg para dejar atrás al madrileño. Sin embargo, el Renault del alemán impactaba con el McLaren del español. Adiós a las posibilidades de puntos para el 55 de Woking.

 

 

Regresando a la zona alta, solo unas vueltas más tarde, el 5 de Maranello abría cierto hueco ( entre 1 y 1,3 segundos) con el 44 de Mercedes. Sin embargo, pronto el monegasco ralentizaba el ritmo. De ese modo, pretendía reservar los neumáticos para lanzar un ataque poco antes de su parada en boxes, prevista en torno al giro 20.

Leclerc, líder a paso de tortuga

Con el objetivo de impedir un posible undercut de Hamilton, Leclerc rodaba muy lento, hasta ¡7 décimas más despacio que el Williams de Russell!Dicha conducta compactaba el grupo de cabeza con los mencionados precediendo a Verstappen y Bottas.

Cumpliendo con el guión establecido, el monegasco aceleraba en el giro 16, marcando una vuelta ocho décimas más veloz que la anterior. Comenzaba la guerra. De hecho, la respuesta de Hamilton, Vettel, Max y Bottas no se hacía esperar.

El pit stop del triunfo… y de la polémica

Así fue cómo se llegó al momento crucial  en el vigésimo paso por meta. A pesar de viajar tercero por detrás de Leclerc y Hamilton, Vettel adelantaba su parada en boxes. En teoría, un movimiento lógico para defenderse de un posible undercut del inglés.

Inmediatamente, Verstappen le imitaba. Y solo un giro después llegaba el turno de Leclerc. Durante ese tiempo, el de Heppenheim, con espacio libre por delante, realizó una vuelta sensacional que le permitió ponerse al frente de la carrera.

 

 

Asombrosamente, Charles había regresado a la acción segundo. No se explicaba cómo había perdido el liderato a manos del 5 de Maranello. Sea como fuere, a partir de momento los dos Ferrari volaban camino de un éxito inesperado.

Entonces, Hamilton, consciente de la situación, estiraba su paso por el garaje hasta la vuelta 27 a la caza de un overcat… imposible. Cuatro vueltas más tarde, el británico observaba cómo Sebastian Vettel se ponía definitivamente  al frente del pelotón al rebasar a ¡Giovinnazi! Hasta esos momentos, el italiano de Alfa Romeo circulaba virtualmente en cabeza porque no había realizado todavía su pit stop.

Un triunfo ideal para Sebastian Vettel

Así en el giro 31, el teutón ponía rumbo a un triunfo balsámico. Una de sus grandes virtudes fue la capacidad para dejar atrás a rivales inferiores en una pista muy estrecha.

Por el contrario, Leclerc, fue en esas mismas maniobras donde entregó definitivamente la prueba. No obstante, todavía restaba media carrera por disputarse, así como tres intervenciones del safety car. Pero ya nada cambiaría.

 

 

En resumen, una oportuna victoria tras más de un año sin abrazarla para Sebastian Vettel, lograda cuando más arreciaban las críticas, y que al mismo tiempo relajará el nivel de presión sobre tetracampeón.

La cruz de la moneda la ha representado Leclerc. Al no ser advertido por su propio equipo del movimiento de su compañero en boxes, no incrementó su velocidad en esos momentos decisivos.

 

 

Así, el hombre más rápido del fin de semana se tenía que conformar con la segunda plaza. Por último Verstappen, penalizado por un gris rendimiento de Red Bull, ‘solo’ ocupaba la tercera posición.

Tras el holandés entraban los Mercedes de Hamilton y Bottas en una jornada aciaga para las flechas de plata. Sainz, tirando de casta y pundonor finalizaba decimosegundo. En una semana llegará Rusia.

Imágenes: Ferrari & F1.com.

Dejar una opinión