GP de Brasil F1 2019: Victoria de Verstappen y ¡primer podio de Sainz!

Max Verstappen (Red Bull) ha logrado la tercera victoria del año al imponerse en un espectacular GP de Brasil F1 2019, penúltima cita del calendario del Mundial.  Una plaza más abajo, Pierre Gasly ha logrado su primer podio en la Categoría Reina, segundo de Toro Rosso, al terminar segundo derrotando sobre la línea de meta a Lewis Hamilton, tercero en un principio..

El británico de Mercedes había arruinado el posible cajón de Alex Albon al tocarle en la antepenúltima vuelta. Por ello ha recibido una sanción que le ha hecho caer de la tercera a la séptima plaza. Derivado de esa sanción, Carlos Sainz también ha firmado su primer cajón. El madrileño ha ¡recuperado diecisiete plazas! desde la vigésima, certificando su mejor resultado en el Gran Circo.

 

 

El 55 ha ofrecido un recital de adelantamientos, para romper una sequía de cinco años en McLaren. La escudería británica no descorchaba el champán ¡desde Australia 2014! con Jenson Button. Sainz está sexto de la General empatado a 95 puntos con Gasly y tres más qeu Albon. Mientras, los Alfa Romeo de Kimi Raikkonen y Antonio Giovinazzi han terminado por detrás de Hamilton, séptimo.

Extraordinaria carrera con infinidad de ataques y estrategias a una, dos y tres paradas, con luchas dentro y fuera de los garajes. Por si esto fuera poco, dos safety car en el tramo final de la carrera donde Max Verstappen ha superado a Hamilton en la pista camino de su triunfo en un sensacional domingo.

Una vez más la cruz, Ferrari. Los dos SF90 se han chocado a cinco giros bandera a cuadros cuando Vettel ha rozado una de las ruedas del coche del monegasco provocando un pinchazo en los dos bólidos.

Salida: Max mantiene la primera plaza

Al apagarse los semáforos en Interlagos, Max mantuvo la primera posición desde la que partía. Sin embargo, Vettel perdía un nuevo cuerpo a cuerpo con Hamilton.El de Stevenage le desbancaba de la segunda plaza en la primera curva con una gran pasada. Detrás del alemán de Maranello, Bottas (Mercedes), Albon (Red Bull) y Gasly (Toro Rosso).

Otro de los protagonistas en los giros iniciales era el otro Ferrari. Leclerc, desde la decimocuarta posición escalaba a la novena en cuatro giros. Emulando al monegasco, Sainz pasaba del vigésimo al decimoquinto puesto.

Por la cabeza, Max abría hueco de 2,448 segundos con Hamilton, incapaz de seguir el ritmo del cohete azul. Tras ellos, Vettel, Bottas y Albon, quinto. Pero atención, porque solo un puesto más retrasado ya aparecía Leclerc en la vuelta decimoseptima.

Momento eléctrico: Primera paradas

Hamilton como no podía pasar a Max en pista trató de hacerlo en boxes en la vigesimoprimera vuelta. Se atisbaba un undercut. Red Bull reaccionaba inmediatamente, calcando ese movimiento de los alemanes. Verstappen a boxes un giro después.

El holandés regresaba a la batalla por detrás del inglés, pero le dejaba atrás solo una vuelta más tarde. Sensacional el neerlandés. Durante unos cuantos pasos por meta se produjo una hermosa batalla entre ambos armados con los compuestos blandos. Llegado el ecuador de la cita, Hamilton no podía seguir el ritmo del tulipán negro. ¿Y Leclerc? ¡Sexto y devorando rivales con suma facilidad!

Una parada mágica de Red Bull

Ante la debilidad de las flechas de plata, Mercedes ordenaba en el giro 44º un segundo pitstop para Hamilton. Maniobra lenta de 3,3 segundos que arruinaba las esperanzas de la escudería de la estrella. Max replicaba en el siguiente giro al inglés con una parada mágica de 1,9 segundos. Esa rapidez en el garaje le concedía una  ventaja que a la postre se revelaría fundamental. Porque Vettel que había heredado la primera plaza pasaba a cambiar sus neumáticos.

 

 

Bottas perjudicado por la estrategia del equipo viajaba hundido en la sexta plaza por detrás de Albon cuando su W10 comenzó a expulsar humo. Avería y safety car en el giro 54. Verstappen aprovechaba la circunstancia para realizar una parada ‘gratis’, al igual que Leclerc un giro después. Por el contrario, Hamilton que se mantenía en pista, se situaba al frente de la prueba, con Albon tercero, Vettel, cuarto y Leclerc, quinto.

Choque de los Ferrari: Debacle roja

Todo decidido cuando solo restaban cinco vueltas para el desenlace. Max, al frente de la prueba con 2,291 segundos de renta sobre Hamilton. Por su parte, Albon se había encaramado a la tercera plaza, precediendo a Vettel (4º), Leclerc (5º) y Gasly (6º).

Pero llegó un nueva debacle para Ferrari. Leclerc adelantaba a Vettel. Unos metros más adelante, el alemán, muy torpe en los duelos, trataba de devolvérsela. Pero el germano rozaba con la rueda trasera izquierda de su coche la delantera derecha del monoplaza del monegasco.

Como resultado, los dos coches rojos fuera de combate. Situación intolerable en Ferrari donde la mano blanda de Mattia Binotto no es capaz de embridar a sus dos ‘cavallinos rampantes’.

Segundo safety car

Incomprensiblemente, se producía una intervención del coche de seguridad. Hamilton, otra vez a boxes para jugarse el todo por el todo con gomas blandas. El safety car abandona la pista a dos giros para el final. Max, dueño y señor se llevaba la octava victoria en el Gran Circo por delante de un sensacional Gasly y de Hamilton, tercero. Poco antes (vuelta 69), el británico trató de superar a Albon dejándole sin un merecidísimo podio que el 23 de Red Bull ya acariciaba.

El francés, degradado de Red Bull a Toro Rosso, lograba con ese coche inferior al misil azul su primer cajón en la Fórmula 1 y segundo de la formación de Faenza tras Alemania 2019. Y solo una plaza más atrás, Sainz, épico. El 55 arrancó último para concluir tercero, y certificar su primer podio. Mágica actuación del español, escalando ¡diecisiete plazas!

Imágenes ‘GP de Brasil F1 2019’: McLaren.

Dejar una opinión