Alonso completa con éxito dos días de test en Polonia

Dos semanas después de su experiencia en las dunas de Namibia, Fernando Alonso ha retomado su agenda de preparación antes de su (hipotética) presencia en el Dakar 2020. Así, el piloto asturiano ha completado con éxito dos jornadas de entrenamientos que han tenido lugar los pasados lunes y martes (2 y 3 de septiembre) en Szczecin, Polonia.

Al volante de su ya habitual Toyota Hilux 4×4, ha recorrido un total de 700 kilómetros. Con el objetivo de adquirir experiencia y destreza en las diversas superficies y terrenos que se encontraría en el famoso raid en Arabia Saudí, parte del recorrido polaco ha transcurrido por las secciones de la Baja de Polonia 2019.

 

 

Se trata de una prueba puntuable para la Copa del Mundo FIA de Cross Country que, curiosamente, se había disputado un día antes de que el ovetense transitara por varios de sus tramos. Hasta la zona se trasladó con el equipo Overdrive Racing, la estructura logística de Toyota Gazoo Racing para los raids, cuyos especialistas también se han encargado de diseñar el exigente recorrido abordado por el español.

Así las cosas, durante un día y medio de ensayos, Fernando Alonso ha tenido la oportunidad de rodar por diversos tipos de pistas rápidas. Un menú donde se ha encontrado arena dura y blanda, así como terrenos bacheados.

 

 

En su primera aventura en Europa, el ovetense se ha mostrado muy satisfecho con este segundo paso en su programa de ensayos de cara al Dakar 2020”:

“Definitivamente he tenido un par de días positivos aquí en Polonia donde he tenido la oportunidad de experimentar con un tipo diferente de terreno. En este punto de mi programa de entrenamientos, le doy la bienvenida a cada kilómetro que recorro con el Hilux. Además estoy feliz de haber sido capaz de superar los planes del equipo. Formar parte de la familia Toyota Gazoo Racing es genial y poder probar en diversas especialidades del motor con ella. El Hilux ha sido muy divertido de conducir, de hecho estoy disfrutando en cada prueba”.

 

 

En ese mismo sentido, el máximo responsable en el proyecto de raids de Toyota Gazoo Racing Sudáfrica, Glyn Hall, ha destacado lo siguiente sobre la actuación del español:

“Esta ha sido la primera prueba para Fernando en Europa con el Hilux en terrenos y condiciones muy diferentes en comparación con Namibia hace dos semanas. A medida que avanzamos en nuestro programa de entrenamiento intensivo, nos enfocamos en obtener kilómetros de calidad mientras Fernando Alonso continúa familiarizándose con el Hilux y con la incursión en el rally, más que en el simple hecho de acumular kilómetros”.

 

 

“A pesar de este enfoque, pudimos duplicar el kilometraje planificado para esta prueba que demuestra lo rápido que Fernando Alonso se está aclimatando al Hilux. La próxima semana, dejamos la comodidad relativa de un ensayo privado para darle a Fernando una primera muestra de un entorno de competición de rally raid en el Lichtenburg 400. Agradecemos a la Serie de Cross Country de Sudáfrica por la dispensación especial que permite a Toyota Gazoo Racing maximizar esta valiosa oportunidad en el programa de capacitación de Fernando Alonso”, ha concluido Hall sobre la capacidad de adaptación del español.

 

 

Efectivamente, tras su presencia este fin de semana en el GP de Italia de Fórmula 1 como embajador de McLaren, Fernando Alonso volará a Sudáfrica.

Allí, los próximos 13 y 14 de septiembre le aguarda su siguiente ensayo dakariano. Será con motivo de la carrera Lichtenburg 400, quinta ronda del Campeonato Cross Country de Sudáfrica (SACCS).

Cabe destacar que tomará la salida de un modo no competitivo. Es decir, aunque transitará por los mismos tramos que los corredores, su presencia estará al margen de la prueba. Por tanto, cumplirá las funciones de una especie de coche cero.

Imágenes: Toyota Gazoo Racing.

Dejar una opinión