BMW competirá en la nueva clase reina del WEC en 2024

BMW ha anunciado este martes que competirá en la nueva categoría hipercar (clase reina) del Mundial de Resistencia en 2024, una temporada después de su llegada al certamen estadounidense IMSA en 2023.

La noticia ha llegado un día después de que el nuevo prototipo con el que la marca bávara competirá en ambos certámenes, el BMW M Híbrido V8, saltara a la pista por primera vez en Italia.

Como ya había asegurado el gigante germano, uno de sus grandes objetivos serán las 24 Horas de Le Mans en 2024. No en vano, esta edición de la mítica ronda francesa marcará el 25º aniversario de la última victoria de uno de sus prototipos. En aquella cita de 1999, el V12 LMR conducido por Yannick Dalmas, Joachim Winkelhock y Pierluigi Martini alcanzó el triunfo absoluto.

Por tanto, los alemanes regresarán al WEC tras haber competido por última vez en él -de forma fugaz- en la supertemporada 2018-19 con el M8 GTE, antes de variar su estrategia deportiva y emigrar al Campeonato estadounidense IMSA WeatherTech SportsCar.

De momento, el nuevo vehículo (LMDh) ha dado ya sus primeros pasos. Y lo ha hecho este pasado lunes 25 de julio en Varano, circuito próximo a las instalaciones de Dallara, el fabricante italiano del chasis en colaboración con BMW. En el citado ‘shakedown’ se turnaron al volante los pilotos oficiales Connor De Phillippi y Sheldon van der Linde.

BMW se ha convertido así en el cuarto fabricante que ha probado con éxito su coche LMDh después de Porsche, Cadillac y Acura, firmas que competirán en la nueva clase GTP del IMSA el próximo año junto con BMW.

Pruebas con la vista puesta en Estados Unidos

A partir de ahora el vehículo teutón será sometido a un intenso programa de pruebas en agosto en Europa, que tendrán su inicio esta misma semana en el citado trazado transalpino. Más tarde, presumiblemente en septiembre viajará al otro lado del Atlántico para comenzar con los preparativos específicos del certamen estadounidense.

Cumpliendo con las regulaciones GTP del IMSA, el M Híbrido V8  deberá participar en una de las dos pruebas previstas del 3 al 5 de octubre en el Circuito Road Atlanta y del 6 al 7 de diciembre en el Daytona International Speedway, con el objetivo de obtener la homologación de su automóvil.

Posteriormente, llegará el debut en competición en Estados Unidos, el cual tendrá lugar en las 24 Horas de Daytona 2023, del 28 al 29 de enero.

Un motor del DTM

El nuevo hipercar de BMW estará propulsado por la versión turboalimentada del motor P66/3 que se presentó en sus vehículos M4 DTM entre 2018 y 2019. El motor V8 de cuatro litros se ha acoplado a un sistema híbrido monomarca construido conjuntamente por Williams Advanced Engineering, Bosch y Xtrac.

Imágenes: BMW Motorsport.