Carlos Sainz: “Quiero despedirme de McLaren como un señor”

Apenas una semana después de su rutilante fichaje por Ferrari para 2021 y 2022, Carlos Sainz ha sido entrevistado en un programa televisivo. Durante la conversación que ha mantenido desde el domicilio familiar donde permanece confinado junto a su familia, el 55 ha repasado la noticia de su acuerdo con La Scuderia y otros temas de la especialidad, tanto presentes como futuros.

Con la vista puesta en su despedida de McLaren, afrontará una temporada atípica, cuyo calendario, comprimido y muy exigente, le requerirá un esfuerzo especial.

Madurez y experiencia en el Gran Circo

El corredor de McLaren echa la vista atrás para analizar la evolución en su carácter con el paso de las temporadas en la Categoría Reina:

Cuando tenía 17 años era bastante ingenuo y optimista y sabía que iba a llegar a la F1, pero no sabía lo que me esperaba, ni tampoco que sería tan difícil y con tanto esfuerzo. Si después de lo que he pasado me dicen que iba a fichar por Ferrari, me hubiera caído de culo”.

“Pero ahora ya no soy tan ingenuo. Ahora ya empiezo a conocer mejor este deporte y me he dado cuenta que la F1 siempre tiene sus malas y buenas cosas. Y hay que estar preparado para todo, hay cosas fuera de tu control y has de hacer lo mejor que puedes, darlo todo por ti mismo y dejar que las cosas pasen”,

Dos meses de negociaciones atípicas

Precisamente la descripción de sus conversaciones hasta materializarse su fichaje con La Scuderia ha sido uno de las cuestiones más esperadas. Sobre este tema ha explicado:

Ha sido muy raro, con la pandemia del coronavirus en medio, aunque lo que he vivido durante dos meses ha sido bastante intenso, con mi padre y las constantes llamadas con mi mánager y primo ‘Caco’, Aunque ha sido bastante raro nos hemos organizado bastante bien”.

Pequeños cambios en 2020

El jefe de filas de McLaren plantea el curso con pequeños cambios para mantener la línea ascendente iniciada en 2019 y que les aupó a la cuarta plaza del Mundial de Constructores:

La base de 2019 es muy buena y aunque hay que hacer cambios e ir puliendo detalles, no quiero hacer ningún cambio radical. De Renault a McLaren y de las GP3 a la F1 fueron dos cambios grandes de mi carrera. Y con la base de 2019 tengo que ir puliendo detalles: seguir intentando explotar distintos departamentos de la fábrica uniéndolos más entre sí para trabajar lo mejor posible y mejorar varias áreas del coche a la vez”. “

A la gente le gusta que vayas a pedir y es algo que me ha costado asimilar, porque con 21 años piensas que quién va a querer escucharte. Sin embargo eres un piloto de F1 y la gente quiere escuchar tu opinión, dar detalles del coche que te convienen”. 

Sus mejores momentos en la F1

Preguntado por sus actuaciones más importantes en la Fórmula 1, no solo señala a Mónaco, Brasil y Abu Dabi en 2019, aunque les concede una trascendencia fundamental para su salto a Maranello:

No sé si son los mejores momentos de mi carrera serían solo esos (), porque ahí faltaría mi debut y el primer Gran Premio de España que son inolvidables, pero sí fueron muy especiales. El año pasado fue muy importante para que Ferrari se fijara en mi”.  

Despedirse de McLaren con un gran año

Aunque debe resultar muy difícil no pensar en su futura aventura italiana, quiere centrarse en el presente para rendir al cien por cien en 2020. Cerrar su etapa en McLaren por la puerta grande es su objetivo, para devolver la confianza y cariño recibido en la formación británica:

Comprendo a los que me quieren ver luchando por la victoria lo antes posible vestido de rojo, pero me gusta hacer las cosas bien y en su tiempo. Tengo por delante un año raro y diferente a todos los anteriores. Requiere mi máxima concentración”.

“Además las ganas de irme con los deberes bien hechos de McLaren es muy grande.Encima el cariño que le he cogido a McLaren y lo agradecido que me siento por la oportunidad que me han dado y por cómo me han ayudado a sacar lo mejor de mí mismo”.

“Cuando se acabe esta vorágine, estoy pensando en viajar la semana próxima a Londres. Y cuando llegue a Woking, meteré Ferrari en un cajón, y me pondré a pensar 100% en hacer otro buen año en Mclaren. Allí todos se han portado muy bien. Los ingenieros y los mecánicos, al igual que los jefes, me han mandado mensajes felicitación. Y eso es algo que jamás olvidaré y me quiero ir de la mejor manera posible”.

Muchas ganas de volver al trabajo

El 55 también ha explicado que transcurridos dos meses de confinamiento, la situación comienza a hacérsele cuesta arriba. De hecho, afirma que está deseando regresar a la rutina laboral en la escudería británica:

“Ahora ya estoy un poco harto y cansado de estar en casa. Durante las tres primeras semanas las aproveché para hacer dieta y deporte y para ponerme más fuerte y en forma. Pero fueron pasando las semanas, y esto no acaba nunca. Se me empieza a hacer largo. Quiero irme ya a Londres, tener trabajo, ir a McLaren a preparar todo”. 

Preocupado por la vuelta a la F1

Después de un parón de medio año, Sainz reconoce que la fatiga física, sobre todo en el cuello, podría pasarles factura a los pilotos:

No competimos en una carrera desde diciembre y no hay contactos en pista, ni la sensación del aire sucio o cómo se comporta el coche con otros dos al lado y tres delante”.

“Serán más de seis meses y se notará en la salida. No debería haber más accidentes porque somos pilotos de F1 y tenemos buena memoria muscular. Pero el tema físico sí impactará porque más de 3 ó 4 meses sin subirse a un F1 es duro. Para el cuello y el estómago las fuerzas G que tendremos que soportar serán bastante impresionantes”.

Un calendario comprimido y exigente

En relación a los seis meses de competición que tiene por delante, los cuales posiblemente arrancarán en julio en Austria, ha explicado que serán una ‘paliza’ que le exigirán al máximo física y mentalmente:

Habrá que resetearse mucho y pasar página después de cada carrera, que ya lo hacíamos pero con tantas en un calendario tan comprimidas en seis meses será llevarlo al extremo. Las primeras carreras será relativamente fácil porque estamos  deseando correr no importa tantas carreras seguidas”.

“Pero según se acerque diciembre, estaremos completamente destrozados por tantas seguidas. Aunque yo no creo que vayan a ser sean tantas carreras ni que nos acepten en tantos países. A pesar de todo esto no hay nada que me apetezca más que correr”.

Su fichaje por Ferrari y el GP España

En relación a la continuidad de la cita de casa, solo asegurada para este curso, y que tanto le gusta, el 55 espera que su contratación por Ferrari pueda ser un revulsivo para afianzarla durante muchos años en el calendario de la especialidad:

Quiero creer que sí y que seguirá en el calendario. Ojalá que ayude mi fichaje para ello. No sé por qué se plantea una posible ruptura, pero el binomio Ferrari-Carlos Sainz solo puede ayudar a que les interesa a los dos. Quiero volver (a Cataluña) y que haya muchos más años del GP España

Una hipotética vuelta de Alonso a la F1

Preguntado por el posible retorno a la F1 de su amigo Fernando Alonso, se ha mostrado partidario de reencontrarse con el asturiano en la pista:

Seguro que me gustaría que Alonso estuviera en la F1. Ya sabéis la relación que tengo con él. En la F1 deben estar los mejores pilotos del mundo y Fernando es uno de ellos. Ése es el sitio para Fernando y me gustaría volver a competir con él”.

“Tiene un palmarés  que se permitir el lujo de decidir lo que quiere hacer. Tanto si decide no volver a tocar un coche en su vida como si vuelve a la F1, será lo que él quiera y cuando quiera. Hará lo que le haga más feliz”.

Imágenes de Carlos Sainz: McLaren.

 

Dejar una opinión