Ecurie Ecosse LM69, homenaje al Jaguar XJ13 de 1967

Reconocido como uno de los vehículos más espectaculares y exclusivos de los últimos tiempos, el Ecurie Ecosse LM69 pronto verá la luz. El coche permanece fiel -en espíritu y estilo- a su legendario predecesor al que homenajea, el Jaguar XJ13.

El mítico prototipo fue construido en 1966 para continuar con la victoriosa racha de la firma inglesa en las 24 Horas de Le Mans en 1967. Sin embargo, jamás llegó a competir, convirtiéndose en un objeto de culto.

Regresando al imponente modelo contemporáneo, el Ecurie Ecosse LM69 exhibe un diseño completamente nuevo, destinado a proyectar su propia belleza.

Concebido para evocar la auténtica experiencia de conducción de Le Mans, cuenta con un brutal propulsor V12 de cuatro cámaras. A la búsqueda de las prestaciones máximas y la seguridad, emplea materiales más livianos y avanzados que su predecesor.

 

 

Y aunque también incorpora dispositivos aerodinámicos experimentales -actuales-, ruedas y neumáticos más anchos y un motor significativamente mejorado, el LM69 permanece fiel a las regulaciones de la competición de la época.

De hecho, la mayoría de su tecnología está basada en las normas del automovilismo deportivo anteriores a 1969, lo cual no le impedirá un gran rendimiento en la pista a la caza del champán y en la carretera.

En definitiva, representa una obra de arte moderna con la que, siguiendo las líneas maestras del Jaguar, podría haber triunfado en la mítica carrera de resistencia gala hace ahora medio siglo.

Asesor de lujo: Jackie Ickx

Concebido para conquistar la prueba más dura del planeta, el LM69 ha contado entre sus asesores con Jackie Oliver. Junto a la leyenda de Le Mans, Jacky Ickx, ganador de la prueba en 1969 en su Ford GT40, el ex piloto británico aportó su sabiduría y experiencia en el campo del diseño.

Nada más conocer el proyecto, el hexacampeón belga en Le Mans (1969, 1975, 1976, 1977, 1981 y 1982), quedó impresionado. Por ello, decidió guiar a la firma Ecurie Ecosse en aspectos aerodinámicos clave.

Rememorando su época en la prueba francesa, Jackie afirmó que “habría sido interesante tener otro competidor británico en la carrera, sobre todo porque el GT40 ganó la carrera contra los Porsche más rápidos gracias a una mayor fiabilidad y un gran trabajo en equipo. ¡Habría sido una perspectiva deliciosa!“.

El corazón V12 de la bestia

No hace falta decir que un coche de carreras, además de un diseño eficiente, necesita un gran motor. Actualmente se está desarrollando una unidad de potencia V12 similar a la que podría haberse escuchado rugir en la recta de Mulsanne en 1969.

Con la ayuda de un equipo de diseñadores de motores y técnicos experimentados, el motor será “de época”, si bien, incorporará algunas de las principales virtudes actuales.

Debido a su filosofía ‘vintage’, el propulsor estará disponible en las condiciones típicas de la década de 1960, es decir, con un sistema de inyección mecánica tradicional. No obstante, los clientes que lo deseen podrán optar por un encendido e inyección de carburante totalmente programables, con una eficiencia y capacidad de ajuste muy superiores a las originales.

Como no podía ser de otro modo, el propulsor dispone de aspiración atmosférica y los afortunados propietarios podrán disfrutar de una experiencia extrema gracias a su sinfonía ‘racing’ en V12 rugiendo a escasos centímetros de la nuca.

En principio, la intención del fabricante es ofrecer el motor en dos versiones: “estándar” de 1966 de 5.0 a 5.3 litros, y ‘Neville’, con 7.3 litros, bloque que espera superar los 700 CV.

 

 

Con un valor aproximado base que rondará los 1,18 millones de dólares. Con configuración de conducción manual, el Ecurie Ecosse LM69 estará disponible en una variedad de personalizaciones, incluido el volante a la izquierda.

Limitado a una producción exclusiva de 25 ejemplares, se espera que el Ecurie Ecosse LM69 acelere de cero a 100 kilómetros por hora en 3,2 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 388 km/h, manteniendo los requisitos de homologación de la FIA de 1969.

Construido a mano en West Midlands (Inglaterra) por los mejores artesanos británicos en su campo, la  entrega del Ecurie Ecosse LM69 está programada para la segunda mitad de 2021. Felicidades a sus afortunados -y acaudalados- propietarios.

Imágenes del Ecurie Ecosse LM69: FLICKR.COM

Dejar una opinión