Equilibrio y protección de la maquinaria agrícola, a través del lubricante

La maquinaria agrícola trabaja en circunstancias extremas de temperaturas y en condiciones ambientales duras. Esto exige lubricantes adaptados a estas situaciones que permitan dar el mejor rendimiento al vehículo y alargar su vida. Con este objetivo MatraX Lubricants ha desarrollado su línea de productos MatraX Agri, en función de las características de cada uno.

Tractores, cosechadoras, etc., se enfrentan a diario a condiciones climáticas opuestas: mucho frío o mucho calor. En este contexto los MatraX Agri tienen un papel fundamental: viscosidad elevada a alta temperatura y fluidez a bajas temperaturas. Es decir, evitan los problemas de corrosión cuando hay calidez y los de congelación y arranque en frío en días con clima gélido.

Prevención del desgaste

Los MatraX Agri, teniendo como referencia MatraX Agri Sintesis 10W40 y MatraX Agri Classic 15W40, se definen también por su carácter multifuncional que los hace adecuados para la lubricación de todo tipo de maquinaria agrícola. Esa función lubricante no se limita al motor, sino que también implica a transmisiones, sistemas hidráulicos, embragues o incluso frenos húmedos. Así, la simplicidad en el mantenimiento es total: se utiliza un único aceite para todo el vehículo agrario.

Junto a las temperaturas extremas, la maquinaria agrícola también tiene que lidiar con otros condicionantes como polvo, humedad, etc. En ello también tiene un papel fundamental el lubricante: debido a su composición sintética y a su cuidada aditivación los MatraX Agri aumentan la vida útil del motor. Por último, y dado el tipo de vehículos referidos, otro de los beneficios clave es la prevención que ofrecen los MatraX Agri en el rayado y desgaste de los engranajes .

Especial para transmisiones, sistemas hidráulicos y frenos en aceite

Dentro de la gama de productos MatraX Agri también destaca el Agri Sintesis 10W30, no apto para el motor, pero indicado para transmisiones, sistemas hidráulicos, accionamientos hidrostáticos, frenos sumergidos en baño de aceite de tractores agrícolas y vehículos industriales. Con este lubricante se consigue, además de los ya citados de estabilidad, fluidez en bajas temperaturas y seguridad en las altas, una mayor suavidad en el funcionamiento de las transmisiones.

Dejar una opinión