Mes y medio para empezar: la F1 confirma su parrilla y programa las presentaciones de los monoplazas

Por H. Mayor – photos: f1.com | Quedan sólo 45 días para el arranque de la nueva temporada, y el trabajo interno de las escuderías F1 está a punto de empezar a ver la luz: a lo largo de los próximos días están programadas las presentaciones oficiales de los vehículos para la nueva temporada. Es un año donde la transición normativa ha sido relajada y que en principio, por tanto, no anticipa grandes revoluciones más allá de la atención a casos puntuales como conocer si el nuevo Mercedes será capaz de mantener la hegemonía una vez más (Toto Wolff dejaba hace unos días unas enigmáticas declaraciones sobre que “todos empezamos de cero”), si Ferrari seguirá creciendo, o en especial qué hará McLaren después del más que turbulento año pasado.

Los últimos movimientos hace unos días en los ocupantes de los asientos sí que han dejado ya definitivamente listo el aspecto que presentará la parrilla en cuanto a rostros este año. La última confirmación, hace una semana, fue la entrada de la joven promesa (22 años) Sergey Sirotkin en Williams como sustituto del retirado Felipe Massa, para formar con Lance Stroll un combo que iguala el nivel de talento con el de riesgo en la mítica firma británica. Una de las noticias agradables allí sí que será el regreso de Robert Kubica, en principio como piloto reserva y desarrollo, algo que hace bastante probable el volver a verle rodando en carrera oficial en algún momento de esta temporada. Williams serán además los primeros en desvelar su nuevo monoplaza el próximo día 15, iniciando con ello el torrente de presentaciones.

Williams queda como el principal animador de un mercado muy poco activo este año, en el que las otras novedades son para Charles Leclerc en Sauber y la confirmación (también arriesgada) de Toro Rosso de la pareja que terminó 2017, Gasly y Hartley. Los grandes no han movido ficha esta vez, y parte de los focos se centran en el prometedor dúo que terminó el año en Renault, Hulkenberg y Carlos Sainz, quienes tal vez puedan disponer además de una máquina a la altura.

Mirada a 2019

Se puede decir que esta ha sido una pretemporada tranquila en materia de pilotos, con vistas al previsiblemente agitado horizonte que se adivina para el año que viene. Casi todos los grandes nombres de la parrilla finalizan contrato y serán entonces agentes libres, lo que anima el puzzle y sus piezas. Empezando por el propio Lewis Hamilton, cuya renovación por Mercedes “es una formalidad” como decía Wolff hace unos días, pero que nunca está exenta de ese poso de incertidumbre, incluyendo que su fiable escudero Bottas tampoco tiene el asiento garantizado por ahora.

En Ferrari se fijará otro de los focos de atención, con la más que probable salida de un Raikkonen en plena cuesta abajo y conocer si se materializarán los rumores de hace años sobre el trasvase de Daniel Ricciardo a Maranello… lo que activaría el siempre apasionante efecto dominó. Todo abierto también en Force India y, por supuesto, el factor siempre presente del futuro de Fernando Alonso, que probablemente irá muy vinculado a la maquinaria que McLaren sea capaz de entregarle.

Dejar una opinión