El GP de China F1 2020 peligra por el coronavirus

La Categoría Reina del Automovilismo tratará de cambiar la fecha del GP de China F1 2020, inicialmente programado del 16 al 19 de abril, para tratar de salvar la cita asiática.

Así lo ha comunicado Ross Brown, director deportivo del Gran Circo. De hecho, esa es la principal conclusión adoptada por el Grupo de Estrategia de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo), reunido este miércoles por la tarde, entre otras cuestiones, para abordar este delicado asunto.

 

 

“Pienso que si no existe la posibilidad de celebrarse en abril, se pospondrá. De momento, dejamos la puerta abierta para ver si la carrera se puede celebrar más adelante. China es un mercado creciente y entusiasta, por lo que nos gustaría que se corriera allí”,  ha manifestado Brown a la página web Motorsport.com.

Día D y Hora H para la carrera

Según indica Brown, la Categoría Reina se mantiene a la espera de la decisión definitiva del promotor de la carrera y de las autoridades orientales. Además, el directivo ha marcado un plazo máximo de tres semanas en dos fases para la adopción de alguna medida al respecto.

La primera de ellas se cumpliría en siete días y está relacionada con el envío marítimo de los materiales imprescindibles para el Gran Premio como el combustible.

No obstante, los barcos podrían regresar a puerto con la carga, en el supuesto de que se cancelara la carrera durante su trayecto. Sin embargo, la fecha que no tendría vuelta atrás, se situaría en dos o tres semanas, cuando viaja el grueso de la caravana de la Categoría Reina.

Cuarentena en Shanghái: ¿Adiós al GP de China?

El encuentro de la FIA del miércoles por la tarde llegaba pocas horas después de que la Federación de Deportes de Shanghái, sede que debería albergar el Gran Premio de China F1 2020, prohibiera todos los eventos deportivos y actos públicos de cualquier índole en esa ciudad hasta que se erradique la enfermedad.

Asimismo, dicho organismo oficial afirmaba tajantemente que “la carrera no se disputará en abril”.

 

 

Con esta orden, las autoridades asiáticas tratan de frenar la expansión de una patología que ya suma más de 28.000 infectados y 563 víctimas mortales. Ante esta situación, parece obvio que la cuarta cita en el calendario del Mundial se mantiene en el aire.

No se puede obviar que desde que la Organización Mundial de la Salud decretó la alerta sanitaria ante las dimensiones adquiridas por esta crisis, se ha convertido en un grave problema que ahora ha saltado al Motorsport.

Fechas alternativas para la carrera

Compuesta por 22 citas, la ajustada agenda del Mundial no permite un gran abanico de posibilidades en cuanto al posible cambio de fechas. Más bien, todo lo contrario. Encima, las opciones se han reducido aún más tras la negativa tajante de Rusia a permutar la fecha de su carrera con la de China.

En realidad las dos únicas alternativas pasan por retrasarla unos seis meses o directamente  suprimirla del calendario de 2020. En el primer supuesto, se podría disputar el próximo cuatro de octubre, una semana antes del GP de Japón.

No obstante, esta variable posee el inconveniente de que se encadenarían cuatro carreras consecutivas en Singapur (20 de septiembre), Rusia (27 de septiembre), China (4 de octubre) y Japón (11 de octubre).

También podría trasladarse al 18 de octubre, siete días después de Suzuka. Sin embargo, entrañaría una extraordinaria complejidad logística, ya que los equipos solo dispondrían de cuatro jornadas para trasladarse desde Asia hasta Estados Unidos, en el otro extremo del planeta, donde la cita en Texas arrancará el 23 de octubre.

Las primeras señales de alerta en el Motorsport se produjeron tras la anulación del EPrix en la ciudad china de Sanya, prueba del Mundial de Fórmula E 2019-2020, previsto para el 21 de marzo.

Después llegó la noticia del aislamiento de un corredor de ese país que compite precisamente en el mencionado campeonato de monoplazas eléctricos. Y ahora, la Fórmula 1 se ha contagiado.

Imágenes: F1.com

 

Dejar una opinión