Gran debut de Laia Sanz en coches al rozar el podio en la Baja de Dubái

Laia Sanz ha superado con un sobresaliente su bautismo en coches en la Baja de Dubái a la que llegó sin haber conducido su nueva máquina. Es más, estrenó su buggy en el shakedown previo a  la ronda puntuable para la Copa del Mundo FIA de Bajas Cross-Country.  A pesar de este hándicap, ha rendido como una veterana aunque es una novata en la especialidad. Ni rastro de su inexperiencia.

De hecho, la corredora catalana, asistida por el copiloto tricampeón del Dakar con Carlos Sainz, Lucas Cruz, han firmado un sensacional estreno. Tanto es así que ha acariciado el podio al finalizar en cuarta posición en la categoría T4 a bordo de su Can-Am Maverick X3 gestionado por la estructura South Racing. De hecho, ha mostrado un gran ritmo al volante del ‘Side by Side’, hasta el punto de dejarse ver en las posiciones de cabeza durante la prueba en el Golfo Pérsico.

Y el resultado hubiera podido resultar incluso más espectacular sin diversos incidentes durante la ronda emiratí. Porque durante la primera jornada (viernes 19 de febrero) sufrieron un aparatoso vuelco y una avería a 60 kilómetros de la meta les hizo ceder una hora y 20 minutos.

Tras reparar la incidencia eléctrica, completaron los 192 kilómetros de la especial del viernes en quinta posición. Conscientes de la oportunidad de victoria perdida, llegaron al campamento base con una sensación agridulce.

Lástima que el viernes estuvimos mucho tiempo parados, pero el sábado fue mucho mejor. Rompimos la correa y hemos perdido unos 6 o 7 minutos al cambiarla, pero el ritmo fue muy bueno y hemos conseguido un buen resultado. Me voy con muy buenas sensaciones”, explicó Laia Sanz.

Al día siguiente, nuevamente firmaron un arranque de etapa soberbio, situándose en la batalla por el triunfo. Parecía que los 195 kilómetros cronometrados podían devolverles lo arrebatado solo unas horas antes. Pero sufrieron otro problema técnico. Una rotura en la correa del coche en el kilómetro 63 les obligó de nuevo a perder mucho tiempo.

No obstante, tras superar este nuevo contratiempo, apretaron los dientes para finalizar segundos, a solo trece minutos del vencedor. Sin embargo, otra vez se les escapó entre sus manos un merecido triunfo, concluyendo el rally-raid en Oriente Medio en el cuarto puesto.

En definitiva, el estreno de la Reina del Desierto ha resultado todo un éxito. No se puede obviar que se enfrentaba a un reto mayúsculo al cambiar el manillar por el volante sin ningún rodaje  en competición y con un automóvil prácticamente desconocido para ella.

Así resumía sus sensaciones la deportista catalana: “Ha sido una experiencia muy positiva. ¡Estoy muy contenta! Hemos cumplido el objetivo que era entrenar, hacer kilómetros, aprender cómo pilotar en dunas y a escuchar al copiloto, algo nuevo para mí. Agradezco a Lucas su gran trabajo”.

Por tanto, prueba superada y buenas sensaciones para la corredora de Corbera de Llobregat. No obstante, esta primera toma de contacto sobre cuatro ruedas, solo ha constituido una mera preparación para acumular kilómetros y experiencia de cara a un desafío superior que la aguarda.

Se trata de su presencia en el Campeonato Extreme E, nuevo campeonato eléctrico con SUV´s eléctricos en el que competirá en el ACCIONA-Sainz XE Team, compartiendo vehículo con Carlos Sainz.

Aunque de momento se desconocen sus planes de futuro, todo hace indicar que esta inmersión en las competiciones con coches podrían suponer a corto o medio plazo el adiós de Laia Sanz a las carreras en moto. De hecho, tras concluir en un total de once ocasiones en el Rally Dakar, la corredora ha afirmado en alguna ocasión su intención de dar el salto a la disciplina de las cuatro ruedas, siempre en pruebas off-road.

Imágenes del Debut de Laia Sanz en la Baja Dubái: Twitter Laia Sanz

Dejar una opinión