Gran Premio de Bélgica F1 2019: Primera y triste victoria de Leclerc

El piloto de Ferrari, Charles Leclerc, ha conquistado su primera victoria en la Categoría Reina al imponerse este domingo en el Gran Premio de Bélgica F1 2019, rompiendo así una racha de 15 carreras sin triunfo de La Scuderia, cuyo último éxito databa del ¡GP de Estados Unidos 2018!

Por detrás del monegasco, que ha dedicado su triunfo a Anthoine Hubert, el piloto fallecido el sábado en una carrera de Fórmula 2 en ese trazado, han entrado los Mercedes. Lewis Hamilton, que acosó al 16 de La Scuderia en los últimos giros, finalizó segundo y Valtteri Bottas, tercero. Mientras, Sebastian Vettel ha rozado las plazas de honor, en una jornada sin ritmo ni colaboración de sus neumáticos. Por detrás del alemán, un sensacional Álex Albon. Partía decimoquinto y en su estreno con el Red Bull acabó quinto. Remontadón.

 

 

Cabe destacar su gran adelantamiento a Pérez por la hierba y en la última vuelta. En solo un día ha demostrado a bordo del RB15 más actitud y aptitud que  su predecesor, Pierre Gasly  en media temporada.

La gran decepción, por su falta de fiabilidadMcLaren. Ambos coches papaya han quedado fuera de combate. Carlos Sainz, con problemas desde la vuelta de formación donde perdía potencia. El madrileño se ha retirado en el giro inicial y Lando Norris en el último, siendo decimoprimero. El inglés estaba cuajando una gran actuación, puesto que rodaba quinto, hasta que su MCL34 dijo basta.

 

 

Por otra parte, mal resultado de Renault. que partieron desde la sexta (Daniel Ricciardo) y séptima plaza (Nico Hulkenberg). Este último fue octavo y su compañero australiano, decimocuarto, después de un incidente con Kimi Raikkonen en la primera curva. El bache de la fuerza de Enstone comienza a parecer un socavón.

No obstante, hoy el champán en Valonia ha tenido un sabor amargo. Al contrario de lo habitual, no había rostros de alegría en la entrega de premios. La prueba ha venido marcada por la tragedia de un joven con apenas 22 años. Perdió la vida persiguiendo su sueño. DEP. De hecho, Leclerc tras recibir el trofeo, alzo el dedo índice de su mano derecha al cielo, recordando a su amigo fallecido.

 

 

 

 

Salida (muy) accidentada

Tras apagarse las luces del semáforo verde, Leclerc mantenía la primera plaza. Sin embargo, su compañero Vettel la perdía la segunda en beneficio de Lewis Hamilton.

No obstante, poco después el alemán la recuperaba.  A todas estas, el pelotón llegaba al embudo de la primera curva. Allí Kimi Raikkonen le cerraba la puerta a Max Verstappen. Toque entre ambos después de una nueva mala salida de un coche azul que quiso recuperar los metros perdidos.

El neerlandés, con su alerón delantero maltrecho, perdía el control en la zona del Raidillon. Allí terminaba su domingo, carrera contra las protecciones. El fuerte impacto obligaba a la intervención del coche de seguridad.

 

 

Por cierto, un magnífico Lando Norris había aprovechado las mil peleas en la arrancada para escalar a la quinta posición. Tras el safety car rodaban encabezando la comitiva Leclerc, Vettel, Hamilton y Bottas. La acción se reanudaba en el giro 5. Inmediatamente, El Principito de Ferrari, a golpe de vueltas rápidas se alejaba más de tres segundos de su compañero de equipo,Vettel. Tras la pareja roja, la dupla plateada. De ellos dos, solo Hamilton aguantaba el pulso. Bottas, recién renovado, cuarto, y cediendo terreno.

 

Parada anticipada de Vettel; adiós al triunfo

Tan solo habían transcurrido 15 giros cuando Vettel debió cambiar sus neumáticos. Ya se sabe que el SF90 es muy exigente con su calzado. Sin embargo, ninguno de sus enemigos por la gloria replicaba ese movimiento. A ello se sumó la treta de Mercedes en la que cayeron una vez más los de Maranello. Los germanos amagaron con un pit stop y los italianos mordieron el anzuelo.

Por todo ello, las posibilidades de éxito del alemán, reincorporado a la acción en quinta posición, se habían arruinado. Hamilton heredaba la plaza del germano, convirtiéndose desde ese momento en la única amenaza para el joven de Maranello. A pesar del ritmo del británico, Leclerc le mantenía a cuatro segundos. Una eternidad.

 

 

Vuelta 19: Momento mágico

Solo cuatro giros más tarde, es decir en el 19, el público se ponía en pie y comenzaba a aplaudir. Se trataba de un espontáneo homenaje al corredor galo que había perdido la vida allí mismo el día anterior. La promesa de Renault, llamado a ser uno de los nombres propios de la F1, corría siempre con el dorsal 19. Un recuerdo que ponía un nudo en la garganta y encogía el corazón de los millones de miembros de la familia del Motorsport.

 

 

 

Ajenos al tributo, los gladiadores de la velocidad continuaban concentrados. Se acercaba el ecuador de la cita y uno de sus momentos decisivos. Así fue. Entre los giros 22 y 24, Leclerc, Hamilton y Bottas realizaban sus respectivos pit stops. En la 27, Leclerc devoraba al entonces líder provisional del Gran Premio de Bélgica F1 2019, Vettel. El de Heppenheimn le cedía la cabeza de carrera sin oposición. No podían perder tiempo en luchas fratricidas porque les perseguía Hamilton

Vettel frena a Hamilton

A partir de ese momento, el tetracampeón alemán, generoso en su sacrificio y consciente de que ya no podría triunfar, frenó a Hamilton. Fueron cinco vueltas, las suficientes para que su vecino de box abriera un hueco decisivo.

El 44 de Mercedes, desesperado a rebufo del tetracampeón, por fin le superaba en la vuelta 32. Demasiado tarde. Había perdido sus posibilidades de éxito a un ritmo muy lento. Por el contrario, Leclerc ponía rumbo a la gloria con 5,376 segundos de margen.

Suspense hasta el final

No obstante, hubo tiempo para la emoción en los giros finales del Gran Premio de Bélgica F1 2019. Las gomas de Leclerc cayeron en su rendimiento. Hamilton olió sangre. A menos de cinco para la bandera a cuadros, la distancia entre ambos se había reducido a 2,7 segundos. El de Stevenage ya tenía contacto visual con la mancha roja. Llegaban a la vuelta definitiva con menos de un segundo entre los dos.

 

 

Sin embargo, la diosa Fortuna, que le negó su premio en Baréin y Austria, se lo concedió en el Gran Premio de Bélgica F1 2019. Hamilton y Bottas se adjudicaban las plazas restantes del cajón.

 

 

Vettel en un domingo gris en lo individual, pero sobresaliente a nivel global, ayudando al equipo, se quedaba a las puertas de las plazas de honor. No obstante, cruzaba la línea de meta con una desventaja de 26 segundos de pérdida respecto a la cabeza. Un puesto después, un sobresaliente Álex Albon. Quinto en su debut con el RB15 y precediendo al ‘renacido’ Sergio Pérez. Por el contrario, Norris se quedaba parado a un giro del final cuando tocaba con los dedos un quinto puesto muy trabajado.

Imágenes: F1.com.

 

Dejar una opinión