Gran Premio de Italia MotoGP: Petrucci se reivindica en casa

Danilo Petrucci ha conseguido en el Gran Premio de Italia MotoGP disputado este domingo en el Circuito de Mugello su primera victoria en la máxima categoría de las dos ruedas. El transalpino se ha impuesto en un final de infarto a Marc Márquez y a su compañero de equipo en Ducati, Andrea Dovizioso.

Cuarto, y otro de los destacados del día ha sido Álex Rins. Remontadón del barcelonés que partía decimotercero y se ha sacado la espina de Francia. Por su parte, Takaaki Nakagami (Honda), brillante, ha cerrado el Top 5.

 

 

También ha firmado una buena actuación Maverick Viñales (Yamaha), sexto, después de retroceder hasta la decimosegunda posición en los compases iniciales. Y otro que ha destacado, Pol Espargaró (KTM), noveno, por detrás de Michele Pirro y Cal Crutchlow (Honda).

Por el contrario, Valentino Rossi, ha protagonizado la decepción. El 46 de Yamaha ha abandonado después de sufrir una caída. Las gradas han enmudecido ante la retirada de su ídolo.

 

 

En resumen, carrerón de ‘Petrux’ que ha sabido jugar sus bazas en los últimos giros,a pesar de rodar en un grupo con fieras como Márquez, Dovi o Rins. Con su asiento en el aire para 2020, le ha enviado un mensaje muy claro a sus jefes.

Y hablando de Marc, abandona su cita más complicada del año ampliando su ventaja al frente de la General. Ahora suma 12 puntos más que Dovi, segundo.

Un domingo redondo para el leridano, enfilado al título. Además, su máquina ha demostrado que ya puede luchar de tú a tú con las Desmosedici en su propio territorio.

También ha resultado productiva la sexta cita del calendario para los de Borgo Panigale, que suman su tercer triunfo consecutivo en la prueba de casa en los últimos tres años.

Márquez conserva la primera plaza en la salida

Intenso calor y las gradas teñido del amarillo Rossi. Ambientazo antes de apagarse el semáforo. Buena arrancada de Marc Márquez que mantenía la primera plaza desde la que partía en Mugello.

Conscientes del peligro del 93 de Honda, las Ducati de Dovizioso, muy enchufado, y de Petrucci, inmediatamente alcanzaban su estela. Por detrás, Miller, atento.

Rins, como un cohete

Al fondo de la parrilla, una mancha azul y verde superaba rivales como en un videojuego de la Play Station. Se trataba de Álex Rins. El de Nois Barris ascendía desde la decimotercera hasta la quinta plaza en ¡dos vueltas! Una escalada de ocho puestos en un abrir y cerrar de ojos.

En sentido inverso, Maverick Viñales había caído a la decimosegunda posición tras su enésima mala salida.

 

A todas estas, Rins seguía dando gas a fondo.Ya no había duda de que iba a por faena de las gordas. Marcaba sendas vueltas rápidas para ponerse tercero (1:47.789) del grupo que comandaba Márquez, con Dovi pegado a su rueda, a falta de 20 giros.

‘Petrux’ toma el mando

Sabedor de que se jugaba su asiento y de que estaba en la cita de casa, Petrucci, se ponía primero. El grupo de cuatro unidades se compactaba.  Mientras, Rossi, muy retrasado, con salida de pista incluida,  vigesimosegundo.

 

 

En el giro siete, el Gran Premio de Italia MotoGP parecía una competición monomarca. Petrucci, Dovi y Miller, tres Ducati, al mando de las operaciones. El Imperio Rojo desplazaba a Márquez a la quinta plaza, que se convirtió en la cuarta por la caída de Morbidelli. Un puesto más atrás y a escasos milímetros, Rins.

Las dentelladas no cesaban entre la numerosa manada de lobos compuesta por cinco fieras. Márquez no quería perder contacto con la primera plaza. Por ello, superaba a Miller y se situaba tercero.

Drama en Mugello por la retirada de Rossi

En el giro diez se produjo uno de los acontecimientos más destacados, aunque no para el destino de las posiciones de honor. El ídolo local Rossi, KO.

Golpe a los tifosi que enmudecían, huérfanos ya de su héroe. No obstante, el 46 de Yamaha estaba realizando una mala carrera,  muuuy alejado de los puestos de cabeza, e incluso del Top 10. Así son las carreras.

 

 

Mientras, en la cumbre las cosas seguían igual. Emoción y lucha máximas. En una de esas batallas, Rins ascendía a la segunda plaza… y después se situaba primero tras desplazar a Dovi. ¡Qué carrerón del de Nois Barris!

Poco después, Petrucci y Dovi, que había superado a Rins veían como Márquez les dejaba atrás en la vuelta 12+1. El de Cervera, líder, y el rookie Pecco Bagnaia, al suelo.

Los cuatro magníficos – Petrucci y Dovi, Márquez y Rins- cabalgan en ese orden sin ceder un milímetro al rival. Y aunque el 9 de Ducati trata de escaparse, no se lo permitían.

 

 

Nueve giros para la bandera a cuadros y era un hecho evidente que el cuarteto se jugaría el triunfo. Cualquier cosa podía suceder con Dovi, tercero, en su carrera número 300. Caída de Miller cuando estaba quinto y había marcado la vuelta rápida. Mala suerte para el peleón australiano.

En cuanto al resto de españoles, Viñales, séptimo, Pol Espargaró, décimo, Lorenzo, undécimo, Aleix Espargaró y Joan Mir, justo por detrás.

Emoción con cuatro aspirantes

Por la cima, sin novedad. Petrucci, Márquez y Dovi copaban las tres primeras plazas. Pero el subcampeón del mundo se colocaba segundo tras comerse a Marc. Las dos Ducati en cabeza y Rins, cuarto, a cinco del final.

 

 

Quinto, Nakagami y sexto Viñales, seguido de Crutchlow y Quartararo. En esos momentos los cuatro de arriba se habían escapado. Ya no había dudas de que ellos se jugarían el triunfo.

Las Desmosedici se intercambiaban la primera posición. Así a tres vueltas, los cuatro rodaban pegados. Dos fieras rojas, una naranja con manchas negras y otra azul, Márquez, tercero, esperando su momento.

Petrucci resistía la presión y los zarpazos para mantenerse al frente, seguido de su vecino de box y de Márquez.

Giro final: ¡Qué locura!

En esa situación de máxima igualdad se llegó al último giro. Fueron unos metros de infarto. Dovi tuvo un susto con su montura. A consecuencia del lance, Marc perdió la primera plaza al abrir para evitar tocarse con el de Fonlimpopoli. Wow. Petrucci, a meterle moto a su jefe.

 

 

Petrucci, el más listo, recuperaba la cabeza que ya no abandonó hasta cruzar la línea de meta. A escasas centésimas llegaban, Márquez, Dovi, y Rins, cuarto.

De este modo, Danilo, pendiente de su renovación, estrenaba su palmarés en MotoGP. Bravo por este piloto que se está ganando su sitio, además del respeto de los rivales y el cariño del público.

Imágenes: MotoGP, Suzuki & Repsol-Honda.

 

Dejar una opinión