GP de Portugal: Victoria apabullante de Oliveira en casa

El piloto Miguel Oliveira (KTM Tech3 Racing) se ha impuesto en una gran exhibición en su tierra al vencer en el Gran Premio de Portugal de MotoGP, disputado este domingo en el Circuito Internacional del Algarve. La segunda victoria del corredor luso tras Estiria ha llegado en un fin de semana que ha dominado completamente, firmando la pole position, la vuelta rápida y el triunfo liderando todas las vueltas para rubricar un Grand Chelem histórico. Con eso está todo dicho. Además, ha supuesto la tercera victoria del curso en un magnífico ejercicio para la firma de Mattighoffen que ha dado un gran salto en sus prestaciones y resultados.

Por detrás del 88 ha finalizado el australiano Jack Miller (Ducati Pramac Racing) y el italo-brasileño Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT), protagonizando otro duelo final épico que en esta ocasión se ha llevado el primero.

https://twitter.com/DAZN_ES/status/1330522648686768130

Rozando las plazas del champán se ha quedado Pol Espargaró, cuarto. El de Granollers, mejor español de la jornada, quería despedirse de KTM con un gran resultado y ha puesto todo el empeño en lograrlo. En el Mundial ha finalizado quinto empatado a 135 puntos con ‘Dovi’, cuarto, y tres más que Maverick Viñales y Jack Miller.

Una plaza más abajo del catalán en el Gran Premio de Portugal de MotoGP ha finalizado Takaaki Nakagami, quien también ha sellado otro buen domingo a lomos de su Honda del LCR para cerrar un ejercicio notable cerrando el top diez del Campeonato.

Al tratarse de la ronda final del campeonato, también se han decidido varias posiciones estaban en el aire. Así, ‘Morbido’ se ha adjudicado el subcampeonato con 158 puntos, 18 más que Álex Rins (Suzuki), tercero en la General definitiva.

Gran temporada para el italo-brasileño que ha sido el mejor corredor de las Yamaha, al derrptar con una M1 satélite a las monturas oficiales de Maverick Viñales y Valentino Rossi.

Mientras, la firma de Hamamatsu no ha podido lograr la Triple Corona debido a una desafortunada prueba para sus pilotos. De hecho, el campeón de la Categoría Reina en Valencia, Joan Mir, tuvo que retirarse cuando transitaba fuera de los puntos en Portimao.

https://twitter.com/MotoGP/status/1330524056416874498

Tampoco le fue mucho mejor a su compañero. Porque Álex Rins concluyó decimoquinto, perdiendo el segundo puesto final al que aspiraba. No obstante, la escudería azul ha protagonizado un ejercicio de ensueño, coronándose en la tabla individual y con sus dos corredores en el top 3 de la Clasificación. Impresonante

Pero el título de Constructores ha ido a parar a Ducati por primera vez desde 2007. Triste consuelo para un curso decepcionante de las Desmosedici, salpicado con la marcha del equipo de su puntal durante los últimos años: Andrea Dovizioso. El de Forli ha concluido cuarto en el Mundial de Pilotos.

Por otra parte, Brad Binder se ha convertido en el rookie del año, superando por un amplio margen a Álex Márquez. De hecho, el sudafricano de KTM ha concluido decimoprimero de la Clasificación con 87 puntos, con tres puestos y trece unidades más que el ilerdense del Repsol Honda.

https://twitter.com/MotoGP/status/1330530968218836993

Día de despedidas: Dovi, Crutchlow y Rabat

Por cierto, al tratarse de la cita que cerraba el Mundial se han producido tres despedidas de la Categoría Reina. Así, el subcampeón en los tres últimos ejercicios, el itailano de Ducati, Andrea Dovizioso, abandona la especialialidad. Se supone que se tomará un año sabático para dedicarse al motocross, antes de intentar regresar.

Mientras, el aguerrido británico Cal Crutchlow dice adiós al Mundial y al LCR Honda para convertirse en probador de Yamaha. Y por último, el español Tito Rabat se ve oblibado a abandonar su puesto en el Avintia Racing tras la llegada del hermano de Valentino Rossi. A los tres muchas gracias,

Mientras, otros han disputado su última carrera antes de dar el salto a otras formaciones dentro del campeonato. Ese es el caso del legendario Valentino Rossi que abandona el equipo de fábrica de Yamaha para recalar en la estructura satélite Petronas SRT, pero con una montura oficial de los diapasones.

Pol Espargaró, cambia de aires y deja KTM para enrolarse en el proyecto del Repsol Honda. Asimismo, Jack Miller cambiará el Pramac Racing para ocupar la vacante en Ducati tras el fichaje de Danilo Petrucci por la formación najana donde reemplazará a ‘Polyccio’. Mientras, Fabio Quartararo, tras un decepcionante fin de curso, se ha despedido del Petronas SRT para intercambiar su puesto con el ’46’.

Gran salida de Oliveira

Al apagarse las luces, Oliveira ha realizado una buena arrancada para mantener la primera plaza desde la que salía. Tras el ídolo local se situaba Morbidelli, quien había partido segundo, puesto que recuperaba después de perderlo unos metros atrás al cometer un error aprovechado por Miller.

En un giro inicial explosivo, el rey Mir escalaba siete plazas hasta situarse séptimo. Emulando este inicio de carrera, su compañero de Suzuki, Álex Rins, ascendía a la sexta posición, dos por delante de un brillante Cal Crutchlow.

https://twitter.com/DAZN_ES/status/1330512114251915264

Regresando a la cabeza, Oliveira comenzaba a imponer un ritmo infernal. Así, transcurridos apenas tres giros -22 para el final- disfrutaba ya de 2,3 segundos respecto a la dupla de perseguidores. Ahí se mantenían Morbidelli y Miller, incapaces de seguir la estela del 88. Tras ellos continuaba Crutchlow, a 1,4 segundos del australiano del Pramac Racing, al tiempo que precedía en casi tres a un correoso Pol Espargaró.

Rins había cedido mucho terreno después de tocarse con Bagnaia, quien tendría que abandonar por el incidente. La carrera se complicaba para el 42 que caía a la 17ª posición, justo por detrás de su vecino de box, Mir.

El héroe luso se escapa rumbo a la gloria

Ajeno a todas las batallas y problemas, Oliveira, a golpe de sucesivas vueltas rápidas, se distanciaba aún más. Para entonces, su único perseguidor en la distancia, Morbidelli, sabía que la única opción para convertirse en el corredor con más triunfos del curso en solitario -estaba empatado con su compañero Fabio Quartararo- pasaban por un fallo mecánico o humano de Oliveira y su KTM. Y eso no sucedería.

Cuando restaban diez para la bandera a cuadros abandonaba Mir en un compromiso gris e intrascendente para el balear. Del mismo modo, la otra Suzuki, la de Rins rodaba 15º.

Ya no hubo tiempo para más. Las posiciones de honor permanecieron inamovibles con un glorioso triunfo para Oliveira, con 3,193 segundos sobre Miller. Y ‘Morbido’ se quedó con el peldaño inferior del cajón.

Imágenes del Gran Premio de Portugal de MotoGP

 

 

Dejar una opinión