La F1 adelanta el parón veraniego por el coronavirus

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha decretado el adelanto de las vacaciones estivales de la temporada de Fórmula 1 2020 de agosto, a marzo y abril. Precisamente en el periodo que comprenden estos dos meses, 21 días, las fábricas de las escuderías del Gran Circo permanecerán cerradas como consecuencia de la crisis del coronavirus.

“Derivado del impacto global del coronavirus Covid-19 que actualmente afecta a la organización de los eventos del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de la FIA, el Consejo Mundial de los Deportes de Motor ha aprobado un cambio en el Reglamento Deportivo de la Fórmula 1, moviendo el período de cierre de verano a marzo y abril, además de extenderlo de 14 a 21 días”, según reza en el comunicado de la FIA.

“Por lo tanto, todos los competidores deben llevar a cabo un período de cierre de 21 días consecutivos durante los meses de marzo y abril. El cambio ha sido votado por unanimidad, tanto por el Grupo de Estrategia F1 como por la Comisión F1”, concluía la nota pública del ente rector del Automovilismo.

Con esta decisión, el organismo mundial del motor trata de salvar el calendario de la Categoría Reina, gravemente golpeado por la pandemia global que también ha infectado a las competiciones de dos y cuatro ruedas.

Cabe recordar que la intención de Liberty Media, empresa propietaria de los derechos de explotación de la especialidad, tratará de reacomodar las pruebas pospuestas en agosto.

Pero en el mar de fondo de esta situación sin precedentes, la iniciativa también ha tratado de complacer a  Ferrari  La formación italiana, obligada a cerrar su factoría en Maranello por la pandemia, ha reclamado dicha medida.

De eso modo,  los italianos quieren compensar su situación de desventaja frente a los adversarios, ya que estos, en principio no se han visto afectados en la actividad de sus fábricas por la enfermedad.

Pues bien, la estructura del Cavallino Rampante ha logrado que ese parón se amplíe hasta las tres semanas, de 14 a 21 días, tal y como reclamaba.

Cabe recordar que para que la propuesta saliera adelante se requería la aprobación de al menos siete equipos, tras lo cual la FIA ha acordado las mencionadas iniciativas.

Incertidumbre sobre el calendario de 2020

Por otra parte, se mantiene la más absoluta incertidumbre de cómo quedará rediseñado el calendario de la temporada 2020.  No obstante, diversos medios internacionales especializados apuntan la posibilidad de que el certamen se reduciría de las 22 carreras inicialmente programadas a tan solo 19.

En el supuesto de que se cumplan dichos vaticinios, el telón del Mundial se alzaría el 7 de junio en el Gran Premio de Azerbaiyán, que acogería el trazado urbano de su capital, Bakú, a orillas del mar Caspio.

Mientras, el broche final se produciría seis meses más tarde, concretamente el 6 de diciembre con la cita de Abu Dabi en el Circuito de Yas Marina. En principio, la caravana del Gran Circo aterrizaría en España el 29 de julio para celebrar la carrera en nuestro país. Por el contrario, Australia, China y Mónaco quedarían fuera del Certamen de Fórmula 1 2020.

Una riada de suspensiones y cancelaciones

La cascada de cancelaciones de pruebas de la campaña arrancó con la suspensión del GP de China, cuarta ronda del curso, que debía celebrarse del 17 al 19 de abril en el Autódromo Internacional de Shanghái. Sin embargo, la irrupción de la pandemia en aquel país asiático obligó a su cancelación temporal.

Más tarde, y como sucede con las fichas de dominó, cayó el GP de Baréin, previsto para los días 20-22 de marzo. Poco después, la alerta sanitaria mundial impedía el arranque de la competición en el GP de Australia.

Con los equipos, pilotos y material ya en el asfalto de Albert Park en Melbourne, varios positivos por coronavirus en el paddock se llevaban por delante la cita inaugural. Entonces, la falta de reflejos y la improvisación de los organizadores y rectores de la máxima categoría llevó a una situación peligrosa para los aficionados.

Ante la falta de noticias sobre el mantenimiento o no de la prueba, los fans se agolparon a las puertas del recinto deportivo el mismo viernes, día en que se debían disputar los primeros entrenamientos libres del año.

La reacción tardía llegó a menos de dos horas para el comienzo de la actividad en pista con la comunicación de la suspensión del evento.

Imagen portada: Ferrari.

Dejar una opinión