Las nuevas tecnologías, fundamentales para potenciar las propiedades de los lubricantes

Los actuales parámetros del mercado de la automoción exigen una modernización y mejora continua en todos los ámbitos. Esto ocurre también con los lubricantes. Por ello, paulatinamente se incorpora nueva tecnología, más evolucionada, que mejora las propiedades de los aceites. Un buen ejemplo es la gama MatraX Influx, de MatraX Lubricants, donde se apuesta por los lubricantes de nueva generación y la firma ha integrado nueva tecnología.

En concreto, MatraX ha actualizado la formulación del MatraX Influx 5W30 R-LL. Pero, ¿qué aporta la nueva tecnología? En primer lugar se adapta a las exigencias marcadas por los fabricantes de vehículos (ACEA y European OEM) para las gamas de lubricantes 5W-30, o lo que es lo mismo, para los lubricantes sintéticos de muy altas prestaciones y bajo contenido en cenizas que requieren los motores más modernos de turismos.

Reducción de consumo y menos emisiones

En el caso del MatraX Influx 5W30 R-LL recién mejorado, la tecnología potencia las capacidades antidesgaste y anticorrosivas. Además, un lubricante de esta naturaleza permite reducir el consumo de combustible merced a las propiedades anti-fricción de los aditivos.

En pocas palabras, la tecnología incorporada paulatinamente a la gama de turismos MatraX InfluX hacen posible lograr la viscosidad necesaria para aumentar los citados beneficios de reducción del consumo y emitir menos CO2. Estas características responden también a las demandas señaladas por las normas europeas (como la Euro 5), y en el aspecto más técnico posibilitan la refrigeración exigida para el mantenimiento adecuado del motor y el respeto del medio ambiente. El uso de MatraX Influx 5W30 R-LL estaba dirigido inicialmente a motores Renault, aunque en la actualidad son varias las marcas que utilizan este tipo de motores y por ende para ellos está recomendado el uso de dicho lubricante.

Dejar una opinión