Previo Rally de Italia-Cerdeña WRC 2021: Sordo, a por su tercer triunfo mediterráneo

Sólo diez días después de la cita en Portugal, el WRC regresa a la acción Será en apenas unas horas cuando se levante el telón de la quinta escala del Campeonato. El Rally de Italia-Cerdeña, segunda ronda consecutiva sobre tierra y una de las más desafiantes en esa superficie, acogerá este fin de semana (3-6 junio) una lucha apasionante por el liderato.

Las rápidas, técnicas y abrasivas pistas, mucho más complejas en las segundas pasadas, no permitirán el más mínimo error. Y todo ello, rodeado de un intenso calor -unos 30º C- que pondrá a prueba la resistencia de tripulantes y máquinas.

En este duro territorio, el piloto de Toyota, Sébatien Ogier intentará mantener el liderato frente a su compañero Elfyn Evans del que sólo le separan dos puntos. Pero, el heptacampeón francés también tendrá que enfrentarse a la esperada ofensiva de Hyundai Motorsport.

La fuerza de Alzenau, que sólo ha ganado una de las cuatro rondas esta campaña, necesitará imperiosamente subirse a lo más alto del cajón. Sólo así impedirá que la distancia de los japoneses sea insalvable. Para ello contará con Dani Sordo, ganador en 2019 y 2020 en el Mediterráneo, como su gran baza.

Mucha atención al cántabro que viene de ser segundo en la cita lusa. La potente alineación surcoreana se completará con Thierry Neuville y Ott Tänak, que también se han impuesto en Cerdeña. Por ello, el tridente dirigido por Andrea Adamo se postula sitúa como el gran aspirantes al champán.

Por otra parte, M-Sport Ford afrontará el compromiso con mucha confianza gracias al salto prestacional de su evolucionado Fiesta WRC en Portugal. No en vano, Gus Greensmith acabó quinto en la batalla lusa.

En el capítulo de las ausencias, se echará de menos al talentoso Oliver Solberg. El piloto sueco no podrá subirse por segunda vez a un World Rally Car de Hyundai en esta campaña puesto que su padre, el campeón del mundo WRC 2003, Petter Solberg, ha dado positivo por coronavirus.

Y aunque el joven escandinavo no está infectado deberá permanecer aislado para cumplir con el preceptivo periodo de cuarentena. No obstante, la fuerza dirigida por Andrea Adamo ha comunicado que le ofrecerá otra fecha.

Toyota: Ogier y Evans, lucha por el liderato

Pues bien, a este ‘infernal’ escenario llegarán los compañeros de Toyota, Seb Ogier y Elfyn Evans, separados por dos puntos. Ganador en esta prueba en 2013, 2014 y 2015, el hexacampeón francés defenderá el liderato de la General. Suma 79 unidades por las 77 del galés.

Por su parte, el británico afrontará el compromiso con mucha moral tras su reciente éxito luso. Sea como fuere abrir pista se convertirá en un gran hándicap para ellos, si finalmente la lluvia prevista para el sábado y domingo en Olbia no hace acto de presencia.

Como es costumbre, los restantes Yaris WRC estarán ocupados por los también titulares, Kalle Rovanperä y Takamoto Katsuta. El finlandés no levanta cabeza desde Croacia donde perdió la primera posición del certamen en los metros iniciales. Por el contrario, su compañero japonés atraviesa un gran momento. De hecho, acabó cuarto en la ronda lusa, su mejor resultado en el WRC. Por ello, soñará con su primer cajón.

Hyundai necesita ganar para acercarse a Toyota

Mientras, Hyundai Motorsport encararán la carrera con la imperiosa necesidad de ganar. Sólo así podrán reducir la desventaja con los japoneses y romper su sequía de triunfos en 2021.De hecho, sólo se han impuesto en una de las cuatro carreras disputas en la actual campaña.

Sucedió en Finlandia gracias a la exhibición de Ott Tänak. A pesar de estos factores, las estadísticas del Rally de Italia-Cerdeña están de su parte.

Cuatro victorias en las últimas cinco ediciones sitúa al equipo de Alzenau como el gran favorito. Es más, el tridente que pondrá en liza ya ha pisado el primer escalón del cajón en el Mediterráneo. Así, Thierry Neuville ganó con Hyundai en 2016 y 2018, Ott Tänak con (Volkswagen) en 2017  en 2017, mientras que Dani Sordo dominó las rondas de 2019 y 2020.

 

 

Regresando al presente, el belga y el estonio quedaron KO en Portugal, por lo que necesitarán resarcirse inmediatamente de ese tropiezo. Al interrumpir en la Península Ibérica una racha de tres terceros puestos consecutivos, Neuville está tercero en la General a 22 puntos de la cabeza.

Peor situación atraviesa Tänak. Cuarto en la General con 45 unidades, 34 menos que Ogier, no puede ceder más terreno si quiere mantenerse en la pugna por la corona.

La alineación de Alzenau se completará con Dani Sordo. En un terreno donde se mueve como pez en el agua, el cántabro será el enemigo a batir. Estará acompañado por segunda vez por su nuevo copiloto Borja Rozada. En su estreno como pareja deportiva en la ronda lusa firmaron un sensacional segundo puesto. Por tanto, encararán el compromiso con mucho optimismo.

Además, a pesar de que también guardan algunas diferencias, la prueba portuguesa y la italiana comparten ciertas características técnicas, favorables para los nuestros. Pasando a la lucha por el Campeonato de Fabricantes, Hyundai también estará obligada a recuperar terreno con Toyota. Suman 146 puntos por los 183 de los japoneses.

 

 

M-Sport, a dar la campanada

Al margen de las dos fuerzas dominantes, M-Sport aspira a dar la sorpresa en un escenario tan duro e impredecible como es el Rally de Italia-Cerdeña. En cuanto a su dupla de pilotos, el finés Teemu Suninen tomará el relevo del francés  Adrien Fourmaux, con quien se alterna en el segundo Ford Fiesta WRC.

Mientras, el británico Gus Greensmith se mantendrá como la punta de lanza del equipo de su país, si bien cambiará a su nuevo navegante  Chris Patterson, ausente por cuestiones personales. Ante esta urgencia, será reemplazado por su compatriota Stuart Loudo.

Apoyados en el salto prestacional de su coche en Portugal donde estrenaron evolución mecánica, la formación de Cumbria sueña con un buen resultado. Parece factible. Suninen cuajó una notable actuación en esta prueba insular en 2020 donde terminó quinto.

La ruta del Rally de Italia-Cerdeña

El Rally de Italia-Cerdeña retornará a la que fuera su sede original entre 2004 y 2014 en Olbia, con el parque de asistencia en Molo Brin. A pesar de esta modificación la mayoría de las 20 especiales y 303,10 km. cronometrados, mantendrán el diseño de ediciones anteriores.

El programa arrancará el jueves por la mañana con un shakedown en Loiri, horas antes de la ceremonia de salida en Alghero. El viernes comenzará la acción con dos pasadas matinales por los tramos de Sa Conchedda (22,29 km) y Terranova (14,36 km), previas al doble bucle vespertino de Tempio Pausania (12,08 km) y Tula.

 

 

Ya el sábado, los rivales se medirán en dos pasadas en Loelle (15 km) y Monti di Ala con su mítico Micky´s jump (22,08 km), para después hacer lo propio dos veces en Viddalba (14,07km) y Castelsaro (13,03km). La jornada final de domingo estará compuesta por dos visitas a las especiales de Braniatogghiu (15,25 km) y Santa Teresa (7,79 km), con mucha atención a un Power Stage que siempre ofrece grandes dosis de emoción.

Por último, recordar que el Rally de Italia-Cerdeña recupera su tradicional fecha estival después de que en la anterior temporada se disputara en octubre a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Imágenes del Rally de Italia-Cerdeña: Hyundai Motorsport.

 

Dejar una opinión