Rally de Turquía: Evans, victoria y liderato del WRC

Una vez más el Rally de Turquía WRC ha cumplido con su bien ganada fama. Así, la dureza, los incidentes, los abandonos de varios favoritos y los múltiples cambios de líder (cinco) han protagonizado la quinta y antepenúltima ronda del Mundial de la especialidad.

De nuevo, la carrera otomana ha escogido a su vencedor en los últimos tramos. En esta ocasión el elegido se llama Elfyn Evans. El galés de Toyota ha superado en 35,2 segundos al rival de Hyundai, Thierry Neuville.

Cerrando las plazas del champán se ha situado su compañero Sébastien Ogier. A bordo del otro i20 Coupé WRC, el alsaciano ha cedido menos de un minuto en la que podría haber sido su última participación en el certamen.

De ese modo, y tras su anterior éxito en Suecia, el británico se ha convertido en el único ganador de dos carreras en 2020, circunstancia que también le ha servido para desbancar del liderato de la General al Yaris de Sébastien Ogier.

 

 

Tras su ‘machada’, Evans suma 97 puntos, 18 más que su compañero francés. Precisamente, el de Gap ha sido una de las grandes víctimas deportivas en Marmaris al retirarse en la penúltima especial de la carrera con problemas en su Yaris WRC.

El otro gran derrotado de la ronda mediterránea ha sido Ott Tänak. El estonio de Hyundai se retiraba el sábado por problemas en la dirección de su i20 WRC, quedando fuera de la pugna de la carrera en Marmaris.

Y lo que es peor, apenas cuenta ya con opciones para revalidar su corona. Está cuarto con 27 unidades menos que Evans, y empatado con el debutante finés de Toyota Kalle Rovanperä, gran revelación. Respecto al Mundial de Constructores, la estructura japonesa alcanza los 174 puntos, nueve más que Hyundai.

En definitiva, una carrera ‘loca’ que ha sufrido un espectacular vuelco en sus primeras posiciones finales y en la General.

Evans toma el mando el domingo

Con tan solo cuatro especiales en juego, este domingo arrancaba la pugna con Thierry Neuville al frente de la tabla, posición heredada en el TC-6, tercer parcial del sábado, después de relevar a Ogier.

Por tanto, el belga afrontaba el domingo con 33,2 segundos sobre los dos Sébastien. Tras ellos, partía cuarto Evans con un minuto de desventaja. Teniendo en cuenta que le precedían el subcampeón 2016-2019 y los dos corredores más laureados de la Historia, parecía una misión imposible que el británico derrocara a esa terna de monarcas.

Batalla a tres

Por delante, 88,74 km en juego divididos en cuatro asaltos para coronar al sultán del Rally de Turquía. Pues bien, nada más comenzar el día de la verdad en el TC9, ‘Çetibeli 1’, vuelco en la cúspide de la Clasificación. La dureza en la especial de 38,15 km hacía que se sucedieran los pinchazos en un terreno polvoriento y lleno de piedras. Así, Neuville, que el sábado durmió líder, precediendo a los Sébastien, Loeb y Ogier, se hundieron todos ellos con problemas de neumáticos.

Asimismo, Kalle Rovanperä y Esapekka Lappi cayeron con los mismos problemas. Entre los siete primeros, solo Evans se libraba de la emboscada.

Evans toma el mando ante Ogier

Por el contrario, el galés marcaba el mejor crono, situándose primero por 31,6 segundos. A pesar de perder más de un minuto para cambiar un neumático, Ogier recuperaba el segundo puesto en ese primer tramo de la mañana.

Por tanto, el temporal doblete de Hyundai dejaba paso al de Toyota, cuyos dos pilotos estaban separados por tan solo 46,9 segundos. Y hablando del equipo de Alzenau, Neuville caía a la cuarta plaza en un abrir y cerrar de ojos al ceder 47,7 segundos… a pesar de comenzar  primero la especial y el día. Guerra civil a la vista con el primer puesto de la General como trasfondo.

Por su parte, Loeb, segundo hasta el arranque del día, retrocedía al cuarto puesto con 52,4 segundos más que Elfyn. El nonacampeón galo tenía ahora el tercer peldaño del podio a cinco segundos. Y no estaba dispuesto a dejar escapar esa oportunidad ¡Qué locura!

Neuville reacciona y gana 3 tramos

Tras esa revolución en la cima del Rally de Turquía, los contendientes tenían por delante apenas tres parciales y 40,59 km hasta la bandera a cuadros.  Y desde luego que el combate a tres bandas no ha defraudado a nadie.

Porque la lucha ha resultado encarnizada en los restantes parciales. Pero a pesar de la ofensiva de sus perseguidores, especialmente de Neuville, Evans ha sabido conservar la distancia gracias a un ritmo sólido.

Y aunque el belga trató de recuperar el liderato marcando tres scratches (los TC-10, 11 y Power Stage), no lo ha conseguido. Ahí estaba el galés marcándole de cerca para convertirse en el nuevo monarca temporal de la especialidad.

 

 

Con una táctica muy inteligente, elevado y constante ritmo -y dosis de fortuna-  Evans se ha mantenido agazapado en un segundo plano durante la ronda otomana para asaltar el liderato en su jornada definitiva, encaramándose a la primera plaza del Mundial.

Atención a la candidatura del corredor de 30 años al título, quien a falta de solo dos rondas (Cerdeña e Ypres), se postula como uno de los grandes favoritos para coronarse en su primer curso con la formación japonesa.

Imágenes Rally de Turquía WRC: Toyota GAZOO Racing.

 

Dejar una opinión