Los hermanos Coronel presentan su ‘bestia’ para el Dakar 2020

Tim y Tom Coronel han presentado recientemente en su propia pista de karts en Huizen (Holanda), ‘The Beast 3.0’. Así han bautizado los gemelos neerlandeses al vehículo con el que competirán en el Rally Dakar 2020, del 5 al 17 de enero.

El apellido de la (supuesta) fiera del desierto -3.0- hace referencia a la versión evolucionada que presenta importantes cambios respecto al modelo de 2019. A lomos de esta (presunta) fiera y terror del desierto, los simpáticos gemelos neerlandeses aspiran a mejorar los resultados de ediciones anteriores. Sin embargo, a pesar de esta ayuda ‘bestial’ no lo tendrán sencillo.

La prueba más dura del mundo -para hombres y máquinas- aterrizará por primera vez en Arabia Saudita. Allí les aguarda un territorio desconocido y una ruta terrorífica. Cerca del 70% de los 8.000 km del recorrido se disputarán sobre la arena del país más extenso de Oriente Medio.

Ajeno a la odisea que vivirán en un mes y medio, Tim reconoce que tiene un serio problema. Afirma que se ha convertido en un adicto al Dakar después de que le picara el mosquito de la carrera. “El bicho me ha contagiado de esta locura cuando hace unos pocos años me hubiera retirado del proyecto”.

Sin perder la sonrisa, explican que “desde febrero hemos estado trabajando a marchad forzadas para que la criatura madurara un poco más. La lista de tareas abarcaba no menos de ocho áreas que englobaban los aspectos a mejorar del coche”.

 

 

“La ergonomía, el peso y la carrocería han sido las modificaciones más significativas. Por ejemplo, la parte frontal ha sido acortada. Además la suspensión y el recorrido de los amortiguadores se varió, instalando unos brazos reforzados”.

“Somos conscientes de que en Arabia rodaremos por áreas inhóspitas más tiempo y pensamos que durante la carrera habrá menos gente para ayudarnos. Por ello, debemos estar preparados para resolver nosotros mismos y de un modo sencillo y rápido las dificultades que puedan surgir”.

Por su parte, Tom se pone un poco más serio -es un decir- para destacar que el proceso de diseño de La Bestia 3.0 comenzó a gestarse mientras competían en el Dakar de 2019:

“Subidos al coche, íbamos conversando continuamente acerca de aquellos aspectos que se podían perfeccionar. Incluso en medio de los tramos voy anotando los puntos mejora porque es en esas circunstancias concretas cuando realmente te das cuenta de lo que sucede”, continúa Tom.

“Porque en una reunión un mes después del rally, podríamos olvidarnos de algunas cosas. Así que estas es nuestra metodología. Además ese es el mayor trabajo de Tim”, finaliza sonriendo uno de los gemelos.

Reto similar en un escenario nuevo

Después de cinco ediciones en Sudamérica el rally- raid se estrenará en Oriente Medio con la intención de recuperar el espíritu africano que los convirtió en leyenda. Así lo analiza Tom: “Los organizadores de la carrera siempre intentan sorprendernos. Su objetivo reside en lograr que la mitad de los inscritos se retiren antes de cruzar la meta para demostrar cuál es la dureza de la prueba. Con el paso del tiempo, hemos entendido cómo diseñan la carrera. Sitúan en los kilómetros finales lo más difícil de cada etapa”.

 

 

 

“Al trasladarnos a un nuevo lugar, la aventura sí será distinta, puesto que el paisaje difiere mucho del que nos encontramos en América Latina. De hecho, la arena que existe en Chile no es la misma que la de África u Oriente Medio. Sin duda, nos enfrentaremos a algunas novedades. Pero precisamente ahí radica el secreto de que estemos en esta aventura. Siempre resultará interesante descubrir nuevos horizontes”:

El plan más allá del Dakar

Para esta nueva aventura Tim contará con una ayuda más activa de su hermano: “He conversado con Tom y la idea es que él también se ponga bastante tiempo al volante. Ese ha sido siempre uno de mis objetivos ahora que tenemos planeado participar en otros rallies de este tipo. Pienso que tanto el vehículo como el equipo están preparados para ello”.

Como no podía ser de otro modo, el gemelo y piloto del Mundial de Turismos también está convencido de la gran capacidad de la formación, unida por un espíritu casi familiar: “Nuestro equipo mantiene el 90% de los miembros del año anterior. Desarrollamos este proyecto todos juntos y cada integrante del grupo tiene el mismo valor que el resto. Y eso se percibe puesto que funcionamos como una familia“.

“También nuestros patrocinadores son prácticamente los mismos, quizás como reflejo de que las cosas se están haciendo bien. No lo digo como un tópico, sino como una prueba de que quienes nos respaldan están contentos y viceversa. Somos personas con emociones y sentimientos y estos temas nos importan mucho”.

Imágenes: Tim y Tom Coronel Instagram.

 

Dejar una opinión