Toni Bou, Campeón del Mundo de Trial por ¡26ª vez!

Otra victoria y nuevo título. Cuando todavía resta la última escala para la conclusión de la temporada, que tendrá lugar con el GP de España a finales de septiembre, Toni Bou se ha proclamado este domingo y por ¡decimotercera ocasión consecutiva! Campeón del Mundial de Trial al aire libre o (out door).

Y lo ha logrado de un modo avasallador. El deportista barcelonés ha firmado el pleno de éxitos con su sexto triunfo sucesivo de la temporada en el GP de Francia.

 

 

La prueba se ha celebrado en la estación alpina de Auron, donde ha estado acompañado en el podio por los también españoles Jaime Busto (Vértigo) y Adam Raga (TRRS), su eterno rival por el champán.

Tras el enésimo éxito, el piloto del Montesa Repsol equilibra su palmarés bajo techo y out door para extenderlo hasta las 26 coronas en Mundiales de Trial en ambas disciplinas. Sin duda que el piloto catalán continúa agrandando su leyenda en la especialidad con unos registros absolutamente asombrosos… e irrepetibles.

Como no podía ser de otro modo, el protagonista de la gesta se ha mostrado muy feliz por su enésimo entorchado. Además ha explicado:

“Ha sido un Mundial corto pero intenso, ya que esta temporada hemos durado mucho, aunque ahora toca disfrutar de las vacaciones”.

 

Mientras, el manager del equipo, Miquel Cicera, ha afirmado de su pupilo: “Como siempre hemos dicho, (Bou) es un monstruo”.

Y desde Honda, para darle más valor a lo conseguido por su corredor han querido aclarar sobre el récord de Toni Bou que “no se trata de un milagro, sino de una leyenda”.

Lección y título de Toni Bou en Francia

Toni Bou ya dominó la primera vuelta donde en sus 15 zonas solo recibió 8 puntos de penalización, por los 13 de Busto y otros tantos de Fujinami. En la segunda pasada, más de lo mismo.

Firmaba una excepcional actuación con tan solo nueve puntos de castigo, mientras que Busto y Raga acababan con 23 y 25, respectivamente. Cuarto terminó Jeroni Fajardo (Gas Gas), con 30 puntos, un puesto por encima del japonés Fujinami (Repsol Honda), con 36.

 

 

De ese modo tan brillante, y cuando aún restaba una última escala en el calendario de la categoría por disputarse, Toni Bou alcanzaba su 26ª corona y además el éxito ¡número 111! en la especialidad.

En definitiva, ha protagonizado un curso inmaculado, pisando lo más alto del cajón en las seis citas del calendario en Italia, Japón, Holanda, Bélgica, Portugal y Francia.

Un pilotaje muy regular y maduro

Gracias a un pilotaje muy maduro, no en vano ya ha cumplido 32 años, en la presente temporada se ha mostrado más consistente que nunca. Tampoco en el ámbito físico ha dejado atisbar síntomas de debilidad, cansancio o decadencia sobre su montura. Más bien todo lo contrario.

De hecho, se ha mostrado más fuerte y concentrado que nunca, haciendo gala además de un pilotaje muy inteligente. Ni tan siquiera la lesión sufrida antes del arranque del Mundial cuando en la exhibición Honda thanks Day en Japón, donde se rompió dos costillas, ha podido frenarle.

Por todo ello, muy malas noticias para sus adversarios que viven oscurecidos por la alargada sombra de Toni Bou.

 

 

Y es que el piloto y su Montesa conforman un binomio casi imbatible. Esta pareja (hombre y máquina) siembra el pánico entre los contrincantes en cada prueba donde toman la salida. De hecho, en el último escollo hacia la gloria, ha firmado una nueva exhibición en la ronda gala disputada en la localidad de Auron.

Parece que la hegemonía de Toni Bou continuará. En el horizonte asoma quizás un nuevo reto: superar los trece entorchados al aire libre que también posee la corredora Laia Sanz. ¿O seguirá los pasos de esta colega barcelonesa y pondrá rumbo al Rally Dakar?

De momento, los próximos 21 y 22 de septiembre cerrará el curso en casa. Será el turno del GP de España que se celebrará en la población alicantina de La Nucía, Valencia.

Imágenes: Box Repsol vía Flickr.

Dejar una opinión