El único piloto de F1 descalificado por lento fue…

Desde su nacimiento en 1950, la Categoría Reina del Automovilismo ha estado repleta de grandes héroes y de sus proezas. Sin embargo, algunos ases de la velocidad han destacado por actuaciones y récords, digamos, algo llamativos.

Entre todos ellos destaca el asombroso caso del piloto de F1 descalificado por lento. Ningún otro corredor ha logrado igualar esa plusmarca. El protagonista del relato se llamaba Víctor Al Pease.

 

 

Este británico-canadiense intentó competir, por decir algo, en la máxima especialidad del automovilismo a finales de la década de los sesenta. Como es de imaginar, jamás militó en escuderías como Ferrari o Mercedes, ni tampoco saboreó el champán.

Dotado de mucha moral y nula velocidad, Víctor Al Pease sembró el terror y las risas a partes iguales entre 1967 y 1969. Por fortuna para el espectáculo y para los aficionados su trayectoria en la F1 se redujo a dos participaciones.

Canadá 1967: ¡Doblado 43 veces!

El personaje nacido en Inglaterra, pero nacionalizado canadiense, carecía de experiencia alguna con un monoplaza. Pero su pasión por la velocidad le permitió persuadir a la compañía Castrol para que le patrocinara en una cita en ese país norteamericano.

Subido a un humilde Eagle Climax T1F que había estado parado medio año, Pease hizo realidad su sueño. Debutó el 27 de agosto de 1967 en el GP de Canadá disputado en el Mosport International Raceway, Ontario.

 

 

Ante sus nuevos paisanos exhibió una habilidad natural extraordinaria para rodar… más despacio que ningún otro adversario. Así lo demuestra un dato irrefutable. Víctor Al Pease fue doblado en ¡43 ocasiones¡ durante la carrera. Sí, por increíble que resulte, perdió ese número de vueltas frente al ganador, el australiano Jack Brabham.

Aunque las condiciones climatológicas resultaron adversas durante la prueba, marcó una velocidad media de 69,4 km/h. ¿Temería ser multado? Evidentemente, no tuvo el debut soñado ante sus compatriotas.

Canadá 1969: Su ‘mejor’ carrera

A pesar de ese pequeño contratiempo y de su lamentable estreno, no se retiró. Pensaba que atesoraba más talento. Su obra maestra aún estaba por llegar. Por ello, armado de valor -o insensatez- y sin ningún complejo, dos años más tarde volvió a la carga.

Así, el 20 de septiembre de 1969 arrancó la carrera en el Circuito de Mosport Park (Bowmanville) dispuesto a superar la anterior gesta. Y de hecho, escribió una de las páginas más cómicas y lamentables del Motorsport.

Desde las primeras vueltas en la carrera, los rivales no cesaban de adelantarle y doblarle una y otra vez. Sin embargo, Víctor Al Pease oponía una feroz y absurda resistencia a los adversarios que trataban de dejarle a atrás.

 

 

De hecho, en esa incomprensible defensa de la posición, dejó fuera de combate a varios contrincantes. La tortuga norteamericana se había convertido en un molesto obstáculo cuando sucedió un hecho sin precedentes. Y tras observar su comportamiento, los comisarios dijeron basta en la vuelta 22. Le mostraron la bandera negra por rodar a una velocidad excesivamente baja, poniendo en grave riesgo al resto de participantes. Sin duda, demostró unas portentosas facultades para pilotar más lento que ningún otro corredor. Después de aquel suceso, comprendió que su sitio estaba lejos de la Categoría Reina.

¡Miembro del Salón de la Fama de Canadá!

Pero que nadie piense que tras aquello se fue a su casa. Continuó demostrando su impericia al volante en otras categorías automovilísticas menores en Canadá.  Y al parecer, en esa nueva faceta consiguió cierto éxito, algo que resulta milagroso.  No obstante, lo más sorprendente sucedió unos años más tarde. Recibió un reconocimiento y distinción a su brillante trayectoria en la nación norteamericana. En en 1998 fue incluido en el Salón de la Fama del Motorsport de Canadá. La estrella de este héroe se apagó con 92 primaveras en Sevierville, Tennessee, en 2014.

Imágenes de Víctor Al Pease:

Dejar una opinión