El golpe de Marc Márquez en Alemania: un éxito planificado

 

  • Una excelente lectura de carrera y la temprana elección de lisos marcan el éxito en Sachsenring del piloto catalán, que aumenta la distancia en el global

No sólo fue una cuestión de ser el más rápido en Sachsenring, sino de planificarlo mejor que nadie. Marc Márquez volvió a subir a lo más alto del podio por séptimo año consecutivo, y de paso dar un golpe al mundial, en una jornada donde la gestión de una pista semi mojada y las condiciones climatológicas marcó la diferencia. Ganó la carrera llegado desde atrás y optando por gomas lisas antes que nadie, un argumento arriesgado en el momento pero decisivo en el balance.

No era un día sencillo, por las condiciones climatológicas y por el estado de la pista, un circuito de por sí muy exigente en lo técnico y que no llamaba a la filigrana. En un comienzo de mucha lluvia, optaron de salida, él otros (Rossi, Pedrosa, Lorenzo), por el nuevo neumático superblando proporcionado por Michelín, pero el ilerdense no rodaba cómodo. Momento para la cabeza fría y contemporizar, ser paciente y esperar el momento, desde atrás. Entró casi antes que nadie, cuando rodaba noveno, y optó por los lisos, confiando en la evolución del día y el progresivo secado de la pista: tampoco le fue mal a otros que le secundaron, como Crutchlow, a la postre podio tras una extraordinaria carrera y un gran final, y Pedrosa (sexto) o Miller (séptimo), pero esa premura del líder marcó diferencias.

Márquez, en seis vueltas

Lo que sucedió después del temprano cambio fue sensacional: en seis vueltas, Márquez pasó del décimo tercer puesto a liderar la carrera, llegando a rodar hasta 8 segundos más rápido que el líder Miller, penalizado a su vez por una entrada demasiado tardía a cambiar neumáticos, que lastraría su buen rendimiento toda la mañana. Dovizioso aguantó con el cambio al intermedio delante y el liso detrás, pero cerrándose mayores aspiraciones que las de un tercer puesto que con todo sabe bien; Lorenzo (un mal puesto décimo quinto) y Rossi apostaron por intermedios y con ello se condenaron; el italiano queda de hecho como el principal damnificado, no sólo por la mala elección sino también por la pésima lectura de la evolución de una carrera que sólo dominó en los primeros pasos para finalizar octavo. Márquez le saca ya 59 puntos, y 48 a Jorge, un puñetazo sobre la mesa.  

(foto: motogp.com)

Dejar una opinión