Jorge Lorenzo, piloto probador oficial de Yamaha en 2020

Después de la renovación de Maverick Viñales y el fichaje de Fabio Quartararo ha llegado un tercer golpe de efecto de Yamaha. La firma japonesa ha anunciado este jueves que Jorge Lorenzo ejercerá como piloto probador oficial durante la temporada de 2020.

El balear ayudará en el desarrollo de la M1, aunque no competirá en ninguna cita del calendario. Con esta ofensiva en los despachos, la estructura de Iwata pone toda la carne en el asador para acabar con la hegemonía del dúo Honda-Márquez.

Siempre planeé estar involucrado en MotoGP y volver al ‘paddock’. Es un rol que se adaptará a mí. Conozco al equipo y a la M1. La Yamaha se adapta a mi estilo de pilotaje y será muy interesante encontrarme de nuevo con mi vieja moto”, ha manifestado el 99 sobre su incorporación.

 

 

Pues sus fans no tendrán que esperar mucho tiempo para verle de nuevo dando gas. De hecho, se volverá a vestir el mono azul y blanco el próximo domingo dos de febrero en el Circuito de Sepang, Malasia. Esa es la fecha en la que se levanta el telón del curso 2020 en los test de pretemporada que se extenderán hasta el cuatro de dicho mes.

Serán tres jornadas intensas en las que el balear deberá comenzar a acoplarse a su ‘nueva’ montura, algo que no resultará complicado. Allí, trabajará con el anterior ingeniero de Valentino Rossi, Silvano Galbusera, reemplazado por el español Daniel García.

Sin duda, su pasión por las motos ha hecho que apenas dos meses después de su retirada (14 de noviembre), haya tomado esta decisión. Aburrido en su domicilio en Lugano (Suiza), desde el primer momento ha sentido la necesidad de sentirse nuevamente piloto.

Yamaha, su edén; Honda, un infierno

Pocos destinos podían resultar más adecuados que Yamaha para restañar las heridas de una pasada campaña donde sufrió caídas, lesiones y decepcionantes resultados subido a la Honda RC213V .

El mallorquín se siente en la formación de los diapasones como en su propio hogar. De hecho, debutó con ellos en el Mundial de MotoGP en 2008, defendiendo sus colores hasta 2016.

Durante nueve campañas se pudo ver su mejor versión, logrando los tres títulos (2010, 2012, 2015) de la máxima cilindrada que posee y protagonizando la mayoría de sus mejores actuaciones.

En 2017 abandonó la estructura japonesa para fichar por Ducati. Fueron dos cursos difíciles en los que comprendió la fama de máquinas complicadas que tenían las Desmosedici. Hastiado de los sinsabores deportivos y ante la postura de los italianos, se incorporó al equipo Honda HRC en 2019.

 

 

Allí se suponía que le aguardaba un sueño junto a la montura dominadora en los últimos cursos. Es más, la prensa especializada denominó a la pareja que formó junto a Marc Márquez como el ‘dream team’.

Sin embargo, el brutal comportamiento de la moto se convirtió en un suplicio para el balear. La falta de confianza hizo que su rendimiento estuviera muy lejos de lo previsto, a lo que se sumaron varias caídas que le generaron más dudas.

Jorge Lorenzo y Yamaha, encantados

“Volver a Yamaha me trae buenos recuerdos. Logramos muchos podios y victorias. Y tres títulos juntos, así que sabemos dónde radica nuestra fuerza. Quiero dar las gracias a Yamaha por esta oportunidad porque me permite hacer lo que amo: pilotar motos y llevarlas al límite, a la par que disfrutar de un estilo de vida algo más tranquilo que el que tenía los últimos años”, ha asegurado Lorenzo.

“Estoy muy motivado para hacer este trabajo y no puedo esperar para volver a pilotar. Quiero dar lo mejor de mí mismo por el futuro de Yamaha y espero que mi experiencia pilotando sea útil para los ingenieros y los pilotos para traer el título de vuelta”, ha finalizado el de Palma de Mallorca.

Por su parte, Lin Jarvis, director de Yamaha también ha expresado su satisfacción por la incorporación del español:

“Estamos muy felices de dar de nuevo la bienvenida a Jorge. Desde que nos enteramos de que Jorge se retiraría, inmediatamente comenzamos a considerar presentarle una oferta para que fichara por nosotros. Sus éxitos en los nueve años que ha estado con nosotros hablan por sí mismos”.

“Es un piloto con una dilatada experiencia en MotoGP. Además conoce muy bien la M1 y a la gente de Yamaha. Sabemos que Jorge es preciso y consistente y está muy motivado. Ofrece una gran respuesta en los temas técnicos por lo que atesora las cualidades que debe tener un piloto probador de primer nivel”.

Imágenes de Jorge Lorenzo: Wikipedia

 

 

Dejar una opinión