El Rally de Suecia se muda al norte en busca de nieve

Aunque esta temporada no se ha disputado el Rallye de Suecia por algunos problemas económicos y la amenaza del coronavirus, sus organizadores ya han planificado el regreso de la ronda nórdica a partir de la próxima temporada.

Precisamente, los promotores de la clásica cita del WRC han querido evitar lo sucedido en su última edición disputada en 2020 cuando la escasez de nieve estuvo a punto de obligar a suspenderla.

Conscientes de que podría repetirse este problema, los responsables han tomado una decisión tan dura como necesaria: abandonar su tradicional e histórica sede en Varmland, presente en la prueba escandinava desde 1973.

Con el objetivo de encontrar una localización idónea, una delegación encabezada por el director del Rally de Suecia, Glenn Olsson, recorrió durante un año todos los rincones del país.

“Encontrar una región más segura en cuanto a la nieve, más al norte, era un requisito básico y también que pudiera proporcionar datos meteorológicos históricos (óptimos) ha resultado fundamental para la decisión final”, ha explicado Olsson al respecto.

 

Umea, una ciudad con mucha tradición en los rallys

En el proceso de selección, las localidades de Östersund y Luleå también presentaron unas sólidas candidaturas, pero finalmente se decantaron por Umea, puesto que cumplía los requisitos solicitados en un mayor grado.

“Además de un clima invernal estable, los puntos fuertes de Umea incluyen una buena capacidad hotelera en combinación con la ubicación del parque de asistencia y el cuartel general en la zona de la feria de Nolia, una comunidad empresarial vibrante y el potencial para atraer a muchos aficionados”, ha precisado Olsson.

Desde el punto de vista puramente competitivo, la zona designada ofrece más de 15 tramos diferentes en un radio de 50 km de la ciudad y una amplia tradición en el mundo de los rallys. No en vano, esos parajes ya han sido anteriormente escenario de pruebas del campeonato nacional.

Respecto a la noticia, Olsson también ha puesto el foco en el hecho de que la prueba pueda continuar en el WRC a partir de 2022:

“Todos los oficiales y otros entusiastas que han puesto muchos esfuerzos y compromiso a lo largo de los años deben sentirse orgullosos de que hayamos conseguido mantener a Suecia en el Campeonato del mundo”.

No obstante, el Rally de Suecia todavía tiene pendiente suscribir un acuerdo con el promotor del campeonato que se activaría desde el próximo curso.

Con este cambio de sede se pone fin al tradicional emplazamiento de la prueba en Varmland, que fue uno de los primeros rallys en unirse al certamen en 1973. Por ello, Olsson ha afirmado que siente una “gran tristeza” al tener que abandonar a dicho anfitrión.

Sin embargo, en los últimos años el rally se ha visto afectado por un clima inusualmente cálido, lo que hizo que los vehículos compitieran en carreteras que estaban prácticamente sin nieve ni hielo, algo inaudito si se tiene en cuenta que el Rally de Suecia es la cita invernal por excelencia del Mundial donde acuden los mejores coches de la especialidad.

La FIA, feliz con la noticia

Por su parte, el director de rallys de la FIA, Yves Matton, se congratuló de la nueva ubicación para 2022: “El traslado al norte era una necesidad, dados los desafíos a los que nos hemos enfrentado en los últimos años”.

“Me gustaría reconocer los esfuerzos de los organizadores del Rally de Suecia por haber buscado alternativas y garantizar esta nueva y prometedora sede en Umea para el próximo año. Es una manera de asegurar las condiciones invernales adecuadas que todos soñamos para un rally de nieve. Los eventos invernales son uno de los mayores retos del WRC y Suecia ha sido uno fundamental desde el comienzo del campeonato”.

“Tenemos grandes esperanzas para el futuro desarrollo comercial y deportivo de este nuevo capítulo del Rally de Suecia en Umea, y no tenemos más que elogios sobre el duro trabajo realizado para que esto ocurra”, concluyó.

Imágenes Rally de Suecia: WRC.

Dejar una opinión