Laia Sanz da el salto a las cuatro ruedas en la Baja de Dubái

Apenas un mes después de completar su decimoprimer Rally Dakar en moto, Laia Sainz está a punto de emprender una nueva aventura profesional. Pero en este caso no será al manillar de su habitual máquina, sino sobre un vehículo de cuatro ruedas. Así lo ha comunicado recientemente la piloto catalana a través de una nota de prensa.

Concretamente, debutará al volante de un buggy ligero Can-Am Maverick X3 (SxS) de la estructura South Racing en la próxima edición de la Baja de Dubái. La cita, puntuable para la Copa del Mundo FIA de Bajas Cross-Country, tendrá lugar este próximo fin de semana, los días 19 y 20 del presente mes.

Sin duda, se trata de un importante paso que puede marcar un cambio de rumbo en la trayectoria deportiva de la corredora catalana. De hecho, ella misma ha mencionado en más de una ocasión la posibilidad de abandonar las motos para dar el salto a los vehículos en pruebas off-road.

Pues bien, para abordar este bautismo de fuego contará con la sapiencia y experiencia de un instructor de lujo. En el asiento de la derecha tendrá ni más ni menos que a Lucas Cruz, copiloto tricampeón del Dakar junto a Carlos Sainz.

Puesto que carece de experiencia en la competición con automóviles, Laia Sanz afrontará este reto inicial como una simple toma de contacto a bordo de un buggy ligero de la categoría T4, el Can-Am Maverick X3.

“En Dubái quiero entrenar y aprender de cara al Extreme E. Necesito hacer kilómetros y, aunque es una Baja y sólo corremos dos días, me irá muy bien, será muy positivo”, ha explicado la barcelonesa.

Con la vista puesta en el campeonato Extreme E

Como ella misma indica con esas palabras, su presencia en Dubái constituirá una fase de aprendizaje y rodaje para llegar lo mejor preparada posible a su primer desafío importante con un coche.

Éste se producirá con su presencia en el nuevo campeonato eléctrico con todoterrenos denominado ‘Extreme E’ en apenas un par de meses y donde se medirá a grandes nombres del automovilismo.

Laia Sanz participará en este recién creado certamen, cuya edición inaugural arrancará del 3 al 4 de abril. Y lo hará subida a uno de los vehículos del equipo ACCIONA-Sainz XE Team, donde compartirá protagonismo y el asiento del conductor, precisamente, con Carlos Sainz.

En este sentido, ha querido reconocer el apoyo e implicación de una leyenda del automovilismo como es el madrileño, quien le ha abierto las puertas a un nuevo proyecto con su fichaje para su equipo del Extreme E. Tampoco se ha olvidado de mencionar a Lucas Cruz:

Estoy muy agradecida a Carlos Sainz por todo el apoyo que me está dando, y también a Lucas Cruz por acompañarme en este proceso de aprendizaje. Es un honor y un lujo contar con él en mi primera carrera. Tiene mucha experiencia y seguro que me enseñará y me dará muchos consejos”.

Adaptación a las cuatro ruedas

Al margen de las grandes diferencias técnicas en cuanto al estilo de conducción entre una moto y un coche, Laia Sanz se enfrenta a otro gran cambio. Deberá acostumbrarse a trabajar en equipo y a convivir en el habitáculo con un compañero sentado a su derecha. Labores como la de interpretar las notas que el navegante le ‘irá cantando’ en plena carrera, será una sensible novedad que requerirá un periodo de adaptación a la corredora nacida en Corbera de Llobregat en 1985.

He podido hacer sólo un par de entrenamientos con un Can-Am, pero es diferente del que pilotaré en Dubái, así que empiezo desde cero. Será mi primera vez en un buggy con un copiloto y casi todo será nuevo para mí, pero me gustan los nuevos retos y estoy muy motivada. Espero terminar satisfecha, haber aprendido a pasar las dunas con un buggy, a escuchar las indicaciones de un copiloto, a pilotar en arena…”.

Para finalizar, recordar que la ruta de la Baja de Dubái consta de un total de kilómetros divididos en dos etapas. La primera de ellas, que marcará el debut de Laia Sainz en una competición oficial con un vehículo de cuatro ruedas,  se disputará el próximo viernes 19 de febrero. Estará compuesta por 212 kilómetros, 192 cronometrados. En la segunda y última etapa del sábado, recorrerá 214 kilómetros, 194 competitivos.

Imágenes Laia Sanz: Laia Sanz. (Agencia Mediagé)

Dejar una opinión