Rally de Portugal: Evans gana ante un gran Sordo; desastre de Hyundai

El piloto de Toyota, Elfyn Evans, ha logrado su primer triunfo de la temporada, cuarto en el WRC, al imponerse en el Rally de Portugal. El británico ha firmado un domingo perfecto para derrotar a Dani Sordo por 28,3 segundos.

Por su parte, el español ha salvado el honor de Hyundai, convirtiéndose en el único superviviente en el desastre surcoreano. De hecho, sus corredores titulares, Thierry Neuville y Ott Tänak, habían quedado KO tras sendos incidentes en las jornadas previas, si bien se reengancharon a la prueba.

Cerrando los puestos del champán ha concluido Sebastien Ogier a bordo de su Yaris WRC. El ganador en Montecarlo y Croacia ha sabido sacar petróleo de un compromiso que no se le había puesto favorable.

 

 

De hecho, en la cita en la Península Ibérica nunca ha encontrado el ritmo óptimo, finalizando a minuto y veintitrés segundos del ganador. Adiós a su posibilidad de lograr una sexta victoria en ese escenario que hubiera supuesto un nuevo récord en solitario. Rozando los puestos de honor ha concluido Takamoto Katsuta.

Con ese cuarto puesto, el japonés ha logrado su mejor resultado en la especialidad, precediendo a un también destacado Gus Greensmith. El inglés de M-Sport ha sabido exprimir su Fiesta WRC sobre la grava lusa.

Evans, al ataque el domingo

Con el recuerdo muy presente de su derrota por 0,6 segundos en los metros finales en Croacia, Evans arrancó el domingo en modo ataque. Es más, no se dedicó a regular los 10,6 segundos con los que partía en la etapa final.

Por el contrario, imprimió un gran ritmo, ganando los tramos 16, 17 y 19. Gracias a esa ofensiva, duplicó su renta hasta los 26,2 segundos antes de la disputa del ‘Power Stage’ definitivo, donde acabó quinto.

 

 

En resumen, el británico de Toyota ha dado un paso al frente en sus aspiraciones por el título. De hecho, ha saltado de la tercera a la segunda posición del Mundial. Suma 77 puntos a solo dos del lider, Ogier con 79.

Después de la batalla en el país vecino, da la sensación de que la guerra civil por el título vivida en Toyota durante la pasada campaña, podría repetirse en el actual Mundial, nuevamente con Seb y Evans como protagonistas.

Tras ellos, en el Campeonato se ha situado Neuville con 57 unidades, 22 menos que el de Gap. Al menos, el belga de Hyundai ha salvado cuatro puntos al acabar segundo en el ‘Power Stage’ luso.

Posiblemente, el gran perjudicado del Rally de Portugal haya sido Tänak. A pesar de vencer en el tramo final -rescatando cinco puntos, ha aumentada su desventaja con Ogier hasta los 34 puntos.

Y aunque todavía restan por disputarse ocho carreras, la distancia comienza a ser preocupante. Así las cosas, todo hace indicar que la escudería de Jyväskylä reeditará el duelo fratricida de 2020 con los mismos protagonistas.

https://twitter.com/OfficialWRC/status/1396496144071643136

Sábado: Tänak, KO y Evans, líder

La jornada arrancó como había concluido la anterior, es decir con un intenso duelo entre Tänak y Evans, con 13,9 segundos a favor del primero. De hecho, ambos protagonizaron una gran lucha a lo largo de los cuatro tramos iniciales del sábado.

Sin embargo, el Rally de Portugal sufrió un golpe de teatro en la SS13. El campeón del mundo destrozaba la suspensión trasera de su Hyundai, despidiéndose de todas sus opciones de éxito.

Por el contrario, el británico de Toyota ‘heredaba’ la cabeza de la prueba con mucho merecimiento. Consciente de que había llegado su gran oportunidad se adjudicó la siguiente especial (nº 14) para marcharse a dormir líder.

Tras Evans, un sensacional Sordo. El cántabro se supo mantener agazapado durante el combate librado entre Tänak y Evans. Con una gran solidez, el español conservaba sus opciones de triunfo intactas, ya que  arrancaría el domingo a solo 10,7 segundos del galés. Todo quedaba en el aire para el combate final.

 

Viernes, abandono de Neuville

El arranque del Rally de Portugal no pudo resultar más favorable y arrollador para Hyundai. Los corredores del equipo de Alzenau coparon las tres plazas de la General durante las seis especiales iniciales.

Un sueño para la fuerza surcoreana que parecía no tener rival a esas alturas del Rally de Portugal. Sin embargo, en el siguiente tramo, el séptimo, se produjo un anticipo del desastre que les aguardaba.

En su persecución del entonces líder (Sordo), Neuville había recortado hasta los 8,2 segundos que les separaban. Sin embargo, tratando de alcanzarle, dañó la suspensión trasera de su i20 WRC en la penúltima especial de la etapa. Los desperfectos fueron tan severos que le obligaron a abandonar su pelea por el triunfo, si bien, se reengancharía a la prueba.

 

 

Duro golpe para uno de los favoritos que se despedía de su posible cuarto podio consecutivo en este curso a las primeras de cambio. Por el contrario, Tänak recuperaba la cima que había ocupado en el primer tramo para irse a descansar al frente de la Clasificación Provisional.

A sólo seis segundos del corredor de Kärla finalizaba el día un sorprendente  Evans (Toyota). Sin hacer ruido, el británico había mostrado una gran regularidad, merodeando casi siempre las primeras cuatro o cinco plazas, para esperar su momento.

Cerrando el top 3 Dani Sordo cedía nueve segundos, manteniendo intactas sus opciones de éxito. Tras ellos, los Yaris WRC de Katsuta Takamoto y Seb Ogier, que habían cedido ya 15,4 y 24 segundos, respectivamente.

Imágenes del Rally de Portugal: WRC

 

Dejar una opinión