Renault anuncia que seguirá en la F1

Este viernes ha llegado desde Francia una noticia positiva para el presente y futuro más próximo de la Fórmula 1. Renault, uno de los cuatro únicos motoristas que compiten en la especialidad y cuya permanencia estaba en el aire, seguirá en el Gran Circo.

La marca gala ha comunicado que sus monoplazas continuarán tiñendo de amarillo la parrilla. Y ello a pesar de la compleja situación financiera que atraviesa el sector automotriz, golpeado por la crisis del coronavirus, no invitaba al optimismo.

De hecho, el fabricante del rombo ha sufrido una fuerte caída de ventas y producción por la citada pandemia, deteriorando sus cuentas de resultados.

Precisamente para hacer frente a esta compleja coyuntura, ha presentado un plan de ajuste que supondrá la eliminación de 4.500 puestos de trabajo en su país y 10.000 más en el resto del mundo.

Además, recortará la capacidad productiva anual de 4,4 millones de coches a tres millones. Con esa severa reestructuración, pretende ahorrar algo más de 2.000 millones de euros en un plazo de tres años.

Tampoco sus números en la Fórmula 1 parecían ‘cuadrar’. Los pobres resultados cosechados con el cuarto puesto del Mundial 2019 arrebatado por McLaren y con un piloto (Daniel Ricciardo) fichado a golpe de talonario, huyendo a ese conjunto inglés en 2021, no invitaban al optimismo.

Un anuncio inesperado

Pues bien, la directora interina de la compañía, Clotilde Delbos, ha comunicado durante una conversación telefónica en la que ha dado a conocer los planes de reestructuración de Renault, que el conjunto comandado por Cyril Abiteboul, seguirá compitiendo en la Categoría Reina:

Nosotros hemos anunciado que continuaremos en la Fórmula 1 con el equipo que estamos construyendo actualmente. Las medidas acordadas por la FIA en relación al nuevo techo presupuestario es una gran noticia para nosotros”, ha manifestado Delbos en su comparecencia telefónica.

El anuncio de una nueva reglamentación sobre la limitación de gastos es bueno para nosotros, así que nos quedamos”, ha añadido la ejecutiva.

El recorte acordado derivado del acuerdo entre los equipos y la F1, llamado ‘New Deal‘ al que hace mención la directiva, reducirá los gastos anuales a 145 millones de dólares en 2021, 140 en 2022, y 135 entre 2023 y 2025.

De ese modo se tratarán de contener unas inversiones, que en las grandes escuderías, se sitúan actualmente en los 450 millones de dólares.

Sea como fuere, el escenario que dibuja la nueva reglamentación parece amoldarse a los intereses de la firma del rombo, que está empeñada en construir un proyecto sólido.

Candidatos para Renault en 2021

La noticia supone que se mantiene vacante un asiento libre para ser la pareja de baile del recién llegado, Esteban Ocon, a partir de la próxima temporada.

Nombres como el del español Fernando Alonso, o el alemán Sebastian Vettel o el finlandés de Mercedes, Valtteri Bottas, cuyo contrato concluye este 2020, han sonado como posibles candidatos. En este sentido, el asturiano ya habría contactado con el conjunto donde logró sus dos títulos en 2005 y 2006.

La fuerza amarilla compite en su etapa más reciente desde 2016 en el Gran Circo, después de haberla abandonado como fabricante en 2010. No obstante, en los últimos años su papel como suministrador de motores se ha ido reduciendo.

Tras perder primero a Williams como cliente, luego fue el turno de Red Bull, con una salida polémica por el cruce de acusaciones entre la formación energética y los del rombo.

Toro Rosso también les abandonó, en este caso en 2019. Ese mismo movimiento realizará McLaren a la conclusión del vigente curso. Por tanto, a partir de 2021 solo fabricarán las unidades de potencia para su propia escudería.

A pesar de las buenas noticias sobre su continuidad en la competición, los de Enstone deberán acometer una serie de profundos cambios para poder cumplir con el papel que le corresponde a un constructor de su entidad.

Imágenes: Renault.

Dejar una opinión