Histórica segunda plaza de Alonso en el Dakar

Fernando Alonso y su copiloto Marc Coma han cosechado un extraordinario segundo puesto en la octava etapa del Rally Dakar disputada este lunes con salida y llegada en Wadi Al-Dawasir.

Subidos  a su Hilux V8 del equipo Toyota Gazoo Racing, nuestros compatriotas ha hecho historia, logrando el mejor resultado -hasta la fecha- como pareja en el raid.

El asturiano y el catalán han invertido 3:52.27 segundos en completar los 716 kilómetros, 477 de ellos cronometrados, de una larguísima y difícil especial, caracterizada por una gran variedad de montañas, cañones y peligrosas piedras escondidas en la arena.

El protagonismo durante la primera parte del día ha sido para un tramo de 40 kilómetros en línea recta, ideal para los amantes de la velocidad como el asturiano. Mientras, en la segunda ha tomado el relevo una compleja franja de dunas donde la navegación y no perder el rumbo correcto han resultado clave.

 

https://twitter.com/i/status/1216655597334077440

Pues ante un escenario tan complejo, Fernando Alonso ha logrado estar a la altura de los grandes, superando con mucho éxito el desafío, algo que ansiaba desde los inicios de la prueba. El bicampeón del mundo de F1 ya tiene más cerca el sueño de adjudicarse un triunfo en el desierto.

Así las cosas, y tras firmar una sensacional actuación, la dupla española ha cruzado la meta con 4:04 segundos de desventaja respecto al sorprendente ganador, el francés Mathieu Serradori con un buggy.

Sin duda que este éxito, el mayor en lo que va de competición, refrenda la progresión que está experimentando el ovetense al volante de su misil. A nivel colectivo, también se encuentra cada día más cómodo y compenetrado junto a Coma.

 

Y aunque es cierto que hoy se han visto favorecidos por el orden de salida en el que el trío de favoritos (Carlos Sainz, Nasser Al-Attiyah y Stephane Peterhansel), les precedieron, a Alonso y Coma no se les puede restar un ápice de mérito en su gesta.

De este modo, el ovetense refrenda la progresión que está experimentando con el transcurrir de los kilóeteros. De hecho, en las dos precedentes firmó sendos sextos puestos, preludio de lo que estaba por llegar.

Camino de la gloria

Para poner en valor lo conseguido por Fernando Alonso, hay que recordar que apenas seis meses atrás no sabía cómo atacar una duna de un metro. A

demás, hasta esa época, mediados del año pasado, jamás había conducido en esta modalidad de los rally-raids tan opuesta a la velocidad de la Fórmula 1 o incluso de la Resistencia, en las cuales se proclamó campeón del mundo.

 

 

Así las cosas, superado el obstáculo del accidente sufrido en la segunda jornada cuando una piedra oculta en la arena a punto estuvo de sepultar sus aspiraciones en la carrera, su desarrollo individual y global está resultando sorprendente.

Es más, en algunas etapas como la disputada el pasado domingo -la más larga del raid con 546 kilómetros contrarreloj-, ha sobresalido entre otros experimentados adversarios.

Dicho rendimiento no está pasando inadvertido dentro de la caravana de la prueba. Así lo ha atestiguado el defensor de la corona y compañero suyo en el Toyota Gazoo Racing, Nasser Al-Attiyad.

El catarí ha destacado la habilidad de Alonso para rodar muy rápido, dejando atrás a potenciales rivales. Por ello, piensa que el español regresará al Dakar.

 

 

Actualmente, ocupa la decimotercera plaza de la Clasificación General. No obstante tienen a tiro de piedra el Top 10. Les separan de él dos contrincantes, los franceses Pierre Lachaume (PH-Sport) y Jerome Pelichet (RaidLynx), que les preceden a un minuto, y un tercero, el chino Wei Han (Gelly Auto Shell Lubricant Team) a menos de cuatro.

Precisamente, este último ocupa esa ansiada décima plaza. Y todavía restan cuatro trepidantes especiales hasta la finalización de la prueba el próximo viernes. Tienen tiempo y recorrido de sobra para intentar esa proeza.

Imagen portada: Twitter Fernando Alonso

 

Dejar una opinión