911 RSR 2019, la nueva ‘bestia’ de Porsche para el WEC

El estreno mundial del Porsche 911 RSR 2019 ha sido uno de los máximos puntos de interés en el Festival de Goodwood 2019 celebrado el pasado fin de semana en Inglaterra.

Es cierto que el cohete teutón ha compartido escenario con otros modelos como el Audi R8 LMS GT2  o el novedoso SUV eléctrico ODYSSEY 21 del Extreme E. Sin embargo, el nuevo GTE de la marca de Stuttgart ha acaparado (casi) todas las miradas en el evento organizado en la finca de Lord March.

 

 

Y dicha expectación está más que justificada. No en vano, se trata ni más ni menos que del sucesor del actual 911 RSR, cuya brillante hoja de servicios incluye, entre otros, éxitos en las 24 Horas de Le Mans, Sebring y Road Atlanta 2019.

Pero, aún tiene mucho más oro en su palmarés. Porque el modelo que ahora se jubila ha conquistado los títulos de Pilotos y Marcas en el Mundial de Resistencia (WEC) 2018-2019. Por tanto, no le resultará nada sencillo al Porsche 911 RSR 2019 estar a la altura deportiva de su antecesor.

 

Un coche casi totalmente nuevo

Para mantener la hegemonía en las carreras de la especialidad, el Departamento GT de Porsche ha desarrollado un coche nuevo al 95%. De hecho, el director del proyecto, Pascal Zurlinden, ha afirmado que de la versión anterior solo se han conservado algunos componentes de la suspensión y de los sistemas de freno e iluminación.

 

 

Uno de sus grandes cambios de la nueva criatura se encuentra bajo su capó. Allí late un corazón bóxer atmosférico de seis cilindros con 4.194 centímetros cúbicos y 515 CV. Dicha cifra lo convierte en el mayor motor montado en un 911 de su especie.

 

 

Además de su potencia, en el propulsor destaca un incremento de elasticidad y un mayor rango de revoluciones en comparación con su predecesor de 4.0 litros. Asimismo, el bloque transmite su fuerza al tren trasero por medio de una caja secuencial de seis velocidades, cuyos cambios resultan ahora más rápidos.

Mayor eficiencia aerodinámica

Otra de las innovaciones más importantes del nuevo Porsche 911 RSR 2019 procede del sistema de escape. Sus salidas laterales se han resituado en la parte delantera de las ruedas posteriores. Gracias a esto se ha habilitado un mayor espacio para albergar un difusor que genera más downforce.

 

 

Al mismo tiempo, esa disposición de las salidas ha logrado una gran optimización en la gestión de los neumáticos, elevando su durabilidad, algo crucial en las carreras de resistencia.

 

 

Obviamente tras mucho trabajo en el túnel de viento, estas modificaciones han traído consigo una importante evolución en la aerodinámica frontal y lateral. Por todo ello, el nuevo Porsche 911 RSR 2019 exhibe un comportamiento más estable y un estilo de conducción más manejable.

 

Más seguridad para el piloto

Siempre preocupada por aumentar los estándares de protección del piloto, la firma de Weissach también ha remozado el habitáculo, mejorando los elementos activos y pasivos de seguridad.

 

 

En este apartado, sobresale el rediseño de la celda antivuelco, los paneles de impacto lateral, los dispositivos de protección de las piernas y de la alarma de colisión. Además, tras escuchar la opinión y necesidades de los propios corredores, se ha construido una cabina más sencilla y operativa.

 

 

Así las cosas, y tras un año de pruebas y miles de kilómetros en pista, el Porsche 911 RSR 2019 está listo para competir en los trazados legendarios del mundo.

Septiembre, debut en competición

La primera aparición del misil alemán en una carrera oficial tendrá lugar en el arranque de la temporada 2019-2020 del WEC. Concretamente, será el 1 de septiembre en las 4 Horas de Silverstone, Reino Unido.

Más tarde, llegará su estreno en el certamen estadounidense IMSA. Así las cosas, la fiera rugirá muy pronto en los autódromos más importantes del planeta. ¡Qué tiemblen los rivales!

Imágenes ‘Porsche 911 RSR 2019’: Porsche.

Dejar una opinión