Estos son los principales cambios en los coches de F1 de 2021

Aunque la irrupción de la pandemia obligó a retrasar la llegada de los nuevos monoplazas hasta 2022, los coches de F1 de 2021 presentan novedades importantes.

Esas modificaciones introducidas en el reglamento de la FIA se asientan principalmente en el capítulo aerodinámico, buscando la reducción del ‘downforce’ generado en los vehículos. De este modo se ha querido evitar que los bólidos más rápidos de la Historia continuaran con la escalada en su velocidad máxima.

Al mismo tiempo, el organismo rector del automovilismo internacional ha tratado de elevar la seguridad y mejorar el espectáculo, puesto que dichas cargas verticales dañaban gravemente los neumáticos.

Precisamente, para disminuir el ‘efecto suelo’ se ha recortado -en forma triangular- la sección del fondo plano situada en la zona más próxima a las ruedas traseras, disminuyendo el área que genera la fuerza vertical en ese punto esencial del coche.

Algunos especialistas, como James Allison, responsable técnico de la escudería Mercedes, afirma que estas revisiones en las normas harán que los monoplazas sean hasta un segundo más lentos por vuelta.

 

 

Fondo plano, recortado en su parte trasera y liso

Dicha medida se ha complementado con la desaparición de las ranuras longitudinales y laterales también situadas en el suelo del coche. Éstas ayudaban a incrementar la capacidad de succión del monoplaza y a reorientar los flujos de aire y los vórtices en los extremos laterales. Por tanto, el fondo plano aparece en el presente curso libre de cualquiera de esos cortes, es decir, liso.

Persiguiendo el mismo objetivo, se ha incrementado la distancia entre el difusor y el suelo, al tiempo que las aletas instaladas en la parte inferior del conducto de frenos traseros, se han reducido 40 mm para pasar a medir 80 mm.

Por el contrario, las aletas superiores de dicho conducto han mantenido su extensión original de 120 mm. Dichos apéndices provocan gran eficiencia aeorodinámica en la zona de las ruedas posteriores.

Además el suelo solo podrál flexinarse un máximo de 8 mm, frente a los 10 mm con una carga aerodinámica de 500 nm. Para finalizar en este apartado, el diseño del difusor de los coches de F1 de 2021 también se ha alterado. Así, sus líneas verticales (divisores) serán de apenas 50 mm, aumentando su distancia respecto al asfalto.

 

 

Degradación de los neumáticos

Todas estas medidas se han adoptado tras observar que el aumento de las cargas verticales en los monoplazas deterioraban los neumáticos, pudiendo generar situaciones de riesgo y perjudicar la competición y el espectáculo.

Porque ante esta situación, los pilotos trataban de conservar los compuestos manteniendo un ritmo medio bajo durante diversas fases de las carreras.

Por tanto, una cuestión técnica estaba reduciendo las batallas en la pista y, al mismo tiempo, podría entrañar peligro si las cubiertas se degradaban antes de lo previsto, como sucedió le sucedió al Mercedes de Lewis Hamilton en el GP de Gran Bretaña 2020.

Pues bien, para revertir esta situación se ha decidido implementar las citadas modificaciones que disminuyen la carga aerodinámica en torno a un diez por ciento, cifra acumulada en los últimos ejercicios.

Coches más pesados… y lentos

Otra de las modificaciones hace referencia al peso mínimo de los coches de F1 de 2021, que se ha incrementado en 3 kg, situándolo en 749 kg. De igual modo, la unidad de potencia también ha elevado su peso mínimo hasta los 150 kg.

Por otra parte, recordar que se han prohibido los mapas de motor de clasificación. De hecho, las escuderías solo dispondrán de un número determinado de programas en sus ECU por temporada.

Tampoco estará permitido el sistema de dirección de doble eje de Mercedes, conocido como DAS. Dicho dispositivo permitía la variación del grado de convergencia del eje delantero, haciendo que los neumáticos alcanzaran más rápido la temperatura óptima. Eso les ofrecía una gran ventaja a los alemanes en las sesiones de clasificación.

Prohibido el efecto ‘Mercedes rosa’ de 2020 

Después de la descarada copia del Mercedes de 2019 en la que se convirtió el Racing Point de 2020, la FIA tomó nota de este escándalo. De hecho, algunos rivales como McLaren pusieron el grito en el cielo ante lo que era un W10 pintado con los colores del equipo de Silverstone.

Ahora, la enumeración detallada de las partes de los coches de F1 de 2021 que debe fabricar cada escudería impedirá que se repita esa historia. Además, en el supuesto de que un equipo considere que otro ha copiado uno o varios de sus elementos, la FIA podrá requerir que el conjunto bajo sospecha aporte el proceso de fabricación seguido.

La quema de lubricantes, bajo la lupa

Una de las soluciones ‘imaginativas’ encontradas por los equipos para mejorar la combustión, y por tanto, el rendimiento de los monoplazas, fue el empleo de lubricantes.

Pues bien, para evitar las tentaciones de aquellas formaciones que siempre bordean del reglamento, se han incluido medidores de flujo de combustión. No lo tendrán sencillo, ya que además se han reducido las especificaciones disponibles de combustibles y lubricantes. Desde hace tiempo la FIA lucha contra esta argucia.

Motores congelados… pero nuevos

A la espera de que a finales de 2025 se finiquite la ominosa era de los motores V6 turbo híbridos que, además de extremadamente caros y complejos, apenas emiten sonido, alejándose de la esencia de la especialidad y de los gustos de los fans, los propulsores de 2021 serán los mismos que el curso precedente. Es decir, sus especificaciones no variarán.

Sin embargo, sí podrán presentar novedades importantes en su concepto. Ese ese el caso de Ferrari. Después del fiasco del curso pasado -todos sabemos el motivo- presentarán una unidad de potencia prácticamente nueva para la presente temporada.

También Honda ha seguido el camino de los italianos. En su año de despedida, los japoneses quieren marcharse por la puerta grande. Por ello, suministrarán sus ‘revolucionarias’ unidades de potencia a Red Bull y a su filial Alpha Tauri.

Imágenes ‘Coches de F1 de 2021’: McLaren.

Dejar una opinión