El GP de Australia F1 2020, cancelado por el coronavirus

Ante la crisis sanitaria causada por la epidemia del coronavirus, el GP de Australia F1 2020 ha sido cancelado. Así lo han comunicado los rectores de la Categoría Reina a menos de dos horas de que se levantara el telón de la temporada, previsto para este viernes con los Entrenamientos Libres 1 en el Circuito de Albert Park, Melbourne.

El detonante de la drástica decisión se ha situado en el anuncio de la retirada de la cita de McLaren, después de que uno de sus componentes diera positivo en un test de dicha afección.

Las alarmas saltaban tras informarse de que nueve miembros del paddock habían sido sometidos a las pruebas de detección de la enfermedad. Y de ellos, siete habían dado negativo; uno, positivo; y otro estaba pendiente del resultado.

 

“Los organizadores del GP de Australia y la Fórmula 1 han recibido la información del Departamento de Salud de Victoria en relación a los test a los que se ha sometido a ocho miembros del paddock de la Categoría Reina. Se ha confirmado que de ellos, siete no tienen el coronavirus”, declaraban fuentes de la especialidad.

Tras estas noticias, que hacían tambalearse el evento, la compañía propietaria del Gran Circo, Liberty Media, se reunía con las instituciones sanitarias de aquel país para evaluar los riesgos de la disputa de la carrera. Cabe recordar que solo las autoridades locales -y nunca la Fórmula 1- son las únicas entidades u organismos con potestad legal para decretar la anulación de una prueba.

En este escenario, la BBC difundía a través de su reputado periodista Andrew Berson, la noticia de la supresión de la prueba. para ello, el especialista citaba el testimonio anónimo de dos fuentes de máxima responsabilidad y rango. Solo restaba la confirmación oficial que llegaría horas después.

Hamilton y Räikkonen, contrarios a correr

Incluso antes del positivo del trabajador de McLaren, las dudas ya sobrevolaban sobre Melbourne. Es más, nada más llegar al trazado de Melbourne varios protagonistas de la especialidad mostraron su disconformidad con el hecho de tener que arriesgar su salud en una coyuntura como la que se vive actualmente.

Entre ellos estaba el corredor finlandés de Alfa Romeo Racing, Kimi Raikkonen o el defensor británico de la corona: Lewis Hamilton, quien recibió el apoyo de su rival de  Ferrari , Sebastian Vettel.

“El rey es el dinero. Estoy muy sorprendido de que estemos aquí para correr”, ha manifestado el 44 de Mercedes, con Vettel secundando al campeón.

Apoyando esa postura, el finlandés de Alfa Romeo Racing insinuaba que los equipos no deseaban comparecer a este compromiso, dejando patente que sus palabras estaban en sintonía con las de su colega inglés.

 

A pesar de que otras especialidades del mundo del motor, como MotoGP, Superbikes o la Fórmula E, anulaban temporalmente sus compromisos en la pista, a los corredores de la Fórmula 1 no les parecía muy bien que se pudiera poner en riesgo la salud del público y de toda la caravana del Gran Circo.

Es más, aunque Australia es un país que apenas ha registrado un centenar de infectados a principios de semana, comenzó a cuestionarse el evento de Fórmula 1 después de la cancelación de un concierto de la cantante Miley Cyrus, previsto para el viernes.

Para agravar más la situación y elevar la presión sobre la empresa propietaria del Gran Circo, Liberty Media, se conocía casi simultáneamente el caso de un contagio detectado en el hotel Albert Park, próximo al autódromo ‘aussie’.

De este modo, se ha sumado un nuevo ‘contagio’ en la Fórmula 1 después de que el pasado 12 de marzo se pospusiera el GP de China, originalmente previsto para el 12 de abril como segundo compromiso del curso.

Imágenes del ‘GP de Australia F1 2020’: F1.com

Dejar una opinión