6 escapadas veraniegas para los fans del Motorsport

En agosto se presenta una época ideal para conocer las mejores escapadas vacacionales para los fans del Motorsport. De hecho, el periodo veraniego ofrece la oportunidad de viajar a los lugares que forman parte de la Historia de la Categoría Reina.

Mónaco (Costa Azul), Nürburgring (Alemania), Spa-Francorchamps (Bélgica), Le Mans (Francia) y Maranello (Italia) componen algunos de los principales destinos donde poder combinar el turismo y la pasión por las competiciones automovilísticas.

Mónaco: Entre la leyenda de Ayrton Senna y el glamour de la Costa Azul

Presente en la Fórmula 1 desde el año del nacimiento del Mundial en 1950, Mónaco es una de las citas clásicas y más exclusivas. En las lujosas calles del Principado han dejado huella los más grandes de la Categoría Reina.

Sin embargo, por encima de todos se encuentra Ayrton Senna. Sus hazañas mágicas, incluyendo sus récord de victorias y poles positions, forman parte de la leyenda del Gran Circo.

 

 

Por ello, recorrer el diminuto y hermoso estado bañado por el Mediterráneo puede resultar una experiencia inolvidable. Una de las paradas obligadas se sitúa en la plaza del Casino donde aparcan los deportivos más exclusivos del Planeta.

También se debe caminar por la famosa curva de Loews y por el icónico túnel.  Por cierto, parte del trazado del GP de Mónaco se puede recorrer en autobús urbano. Además de económico, es un recuerdo imborrable.

 

 

Como complemento turístico perfecto, visitar la ermita de Santa Devota excavada en una roca, el palacio del Príncipe Alberto, así como la catedral donde descansa la malograda Grace Kelly, así como el Museo Oceanográfico, constituyen propuestas muy atractivas. Eso sin olvidarse de acercarse al puerto donde atracan imponentes yates, y a las tiendas de lujo.

 

 

Spa: Un hermoso y mítico escenario

El Circuito de Spa-Francorchamps (Bélgica), que además de Fórmula 1, también acoge otras pruebas automovilísticas como las pasadas 24 Horas de Spa, está rodeado de un marco natural incomparable.

Concretamente, se asienta en el bosque de las Ardenas, famoso por albergar la batalla homónima de la II Guerra Mundial. Su belleza paisajística, unida a los vestigios del citado conflicto bélico,  convierten a la región valona en un destino muy recomendable.

 

 

Además, para descansar del ajetreo diario siempre se podrá recibir un tratamiento de relajación en unos de los numerosos balnearios próximos al autódromo y que reciben el nombre de la comarca: Spa.

Nürburgring: el Infierno Verde

Una de las mejores escapadas veraniegas para los fans del Motorsport es el antiguo Circuito de Nürburgring-Nordschleife. Rebautizado por el ex piloto británico de F1 Jackie Stewart como el Infierno Verde, su asfalto constituye una oda al riesgo y a las epopeyas deportivas.

 

 

De hecho, su gigantesco trazado con 20,854 km de longitud y 72 curvas, ha sido escenario de infinidad de accidentes. Uno de los que más ha contribuido a su leyenda negra fue el espeluznante siniestro sufrido por Niki Lauda en 1976.

 

 

Sin embargo, el autódromo que rodea los bosques de la región de Eifel, también ha sido testigo de hazañas épicas. Entre ellas destaca la obra maestra de Juan Manuel Fangio en 1957, considerada una de las mejores carreras de la Historia.

Para los amantes de las emociones fuertes, el broche final de la ‘excursión’ será rodar. con un vehículo propio o alquilado o un ‘taxi’, por Nürburgring.

 

 

Le Mans, la tierra de las 24 Horas

En la siempre interesante región francesa del Loira se encuentra una de las ‘Mecas’ de la gasolina: Le Mans. Considerada la prueba de resistencia más famosa y dura del mundo, representa una visita obligada para los fans de la competición.

La prueba gala nació en 1923 y está catalogada como el embrión de las carreras en Europa. No en vano se trata de una de las citas más veteranas de todos los tiempos, solo superada por las 500 Millas de Indianápolis, creadas en 1911.

 

 

Por tanto, conocer su autódromo semipermanente de La Sarthe, integrado parcialmente en el Circuito de Bugatti, supone sumergirse en la Historia del Motor. Porque su asfalto ha sido escenario de actuaciones memorables y también de terribles infortunios, como el de 1955.

Para percibir el vértigo de la competición, se recomienda circular por las carreteras comarcales que forman parte de las 24 Horas de Le Mans. Solo así se podrá percibir la dureza y riesgo de esta cita mítica e irrepetible.

 

 

Al margen de los alicientes deportivos, Le Mans ofrece otros grandes atractivos turísticos. De hecho, la ciudad posee un hermoso casco antiguo muy bien conservado que sería el colofón perfecto para otra de las grandes escapadas veraniegas para los fans del Motorsport.

 

 

Maranello: Museo de Ferrari

Sin duda que el Museo de Ferrari situado en la localidad italiana de Maranello, constituye una de las indispensables escapadas veraniegas para los fans del Motorsport.

Recorrer sus espectaculares instalaciones supone revivir la Historia de las carreras de coches de la mano de una escudería legendaria. Infinidad de modelos de Fórmula 1 y de otras muchas especialidades pueblan las salas del complejo rojo.

 

 

Allí duermen verdaderos tesoros de cuatro ruedas. Especialmente interesante resulta la exposición dedicada a Michael Schumacher. No en vano el Káiser conquistó cinco coronas consecutivas de Pilotos (2000-2004) y seis de Constructores (2000-2004) con La Scuderia. La visita no puede concluir sin echar un vistazo a la tienda oficial y a la fábrica de la marca.

 

 

Para recuperar fuerzas, existen un par de restaurantes en la localidad donde suelen comer los pilotos de la F1. Ah, y nadie se puede perder la antigua entrada de la marca, todo un icono ubicado en Vía Abetone Inferiore 4.

 

También se debe recordar que Maranello apenas dista 87 km del Autodromo Enzo e Dino Ferrari. Considerado junto a Monza el circuito de Ferrari, fue escenario de la mayor tragedia de la Fórmula 1.

 

 

En su asfalto falleció el mítico Ayrton Senna el 1 de mayo de 1994. Su recuerdo siempre está presente en un parque anexo, donde una estatua del ídolo paulista recibe diariamente las ofrendas de sus fans.

Por último, también es inetresante una visita a Florencia, una perla cultural y artística. Solo dista 147 km de Maranello.

Museo Fernando Alonso

La guinda a estas escapadas veraniegas para los fans del Motorsport lo pone el Museo de Fernando Alonso. Situado a menos de 10 km al norte de Oviedo, el visitante podrá deleitarse con la impresionante exposición del asturiano.

En ella se exhiben monoplazas, así como infinidad de trofeos y otros recuerdos del piloto en su paso por la Fórmula 1 y en otras disciplinas, como las 24 Horas de Le Mans. Entre todos los objetos destacan las dos copas de campeón del mundo de la Categoría Reina.

 

 

Las instalaciones se completan con un restaurante y una pista de kart donde suele entrenar el corredor. Además de constituir la propuesta más económica de todas al encontrarse en España, también es una de las más deseables.

Imágenes de ‘Las escapadas veraniegas para los fans del Motorsport’: F1.com.

Dejar una opinión