Alonso correrá las 500 Millas de Indianápolis 2020 con McLaren

El piloto asturiano Fernando Alonso ha comunicado que disputará con la escudería Arrow McLaren SP la 104ª edición de las 500 Millas de Indianápolis que se celebrará el 24 de mayo con el objetivo de tratar de conquistar la ansiada Triple Corona del Automovilismo.

No obstante, todavía se mantienen muchas incógnitas abiertas sobre este proyecto. Entre otras destaca conocer si tomará la salida en alguna otra carrera del campeonato estadounidense de monoplazas, como tenía previsto realizar con Andretti Autosport-Honda, equipo con el que negoció para participar en esta carrera al otro lado del Atlántico.

Aunque no se trataba de la primera opción para el corredor español, el supuesto veto de Honda, suministrador de motores de equipos punteros en la IndyCar con los que había mantenido contactos, no le ha permitido otra salida.

 

Así, cerradas las puertas de Andretti por esa negativa japonesa, finalmente se ha tenido que decantar por repetir con McLaren, a pesar de la amarga experiencia vivida hace apenas doce meses cuando le proporcionaron un coche muy débil.

Cabe recordar que en su segunda participación en el ‘Brickyard’, a lomos de un pésimo monoplaza naranja, Alonso ni tan siquiera logró clasificarse entre los 33 puestos que daban acceso a la parrilla, perdiendo la última plaza frente a Kyle Kayser con el equipo argentino Juncos Racing.

Es más, después de que el corredor ovetense se desvinculara de la escudería de Woking hace ahora un par de meses al cesar en su puesto de embajador, parecía poco probable su regreso a la mítica carrera estadounidense de la mano de los ingleses.

Incluso Arrow McLaren SP ya había anunciado su elección de pilotos para la temporada de la IndyCar compuesta por el mexicano Patricio O´Ward y el americano Oliver Askew, alineación que disputará toda la campaña y que se convertirán en los compañeros del español al menos en Indianápolis. Por ello, se incorporará un tercer monoplaza para la formación resultante de la asociación entre McLaren y Arrow Schmidt Peterson.

No es ningún secreto que Alonso había negociado con Andretti Autosport, su principal opción. De hecho, con esta escudería se estrenó en la legendaria cita en 2017, con los que llegó a liderar la prueba y se convirtió en el rookie del año.

Sin embargo, como se apuntaba anteriormente, al estar motorizados por los propulsores japoneses, eso le ha cerrado las puertas de dicho equipo.

Cabe destacar que según han señalado varias fuentes, la relación de los orientales con el español estaría rota. Los asiáticos no le perdonan las críticas que vertió sobre sus motores durante su alianza conjunta en McLaren Fórmula 1. Eran tiempos en los que sus propulsores se rompían continuamente.

Pero para los nipones ha existido otro factor aún más grave que esas críticas del bicampeón. Le señalan como el responsable de su salida de la fuerza inglesa, algo que no le perdonan.

McLaren, única opción para Fernando Alonso

Ante esta situación en la que solo existen dos suministradores de motores en la IndyCar y uno de ellos es Honda, las posibilidades de asaltar por tercera vez la mítica prueba, se habían reducido prácticamente a la nada. Por ello, no ha encontrado otra salida que embarcarse nuevamente en un proyecto con McLaren, tratando de olvidarse del fracaso de 2019 en el que incluso llegó a sufrir un grave accidente intentando alcanzar un objetivo imposible, dado el deficiente rendimiento del coche.

La Triple Corona

Regresando a la actualidad, Fernando lucirá el número 66 en su nuevo intento por hacerse con la Triple Corona. Dicho título honorífico, que solo posee Graham Hill, está compuesto por el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, las 24 Horas de Le Mans y la citada prueba estadounidense.

Al ovetense solo le resta conquistar esta última, algo que se ha convertido en su principal objetivo después de que en el Gran Circo se quedara sin opciones de obtener un tercer cetro, en gran medida, precisamente por culpa de Honda, cuyos motores montaba la escudería del Reino Unido.

 

 

A partir de entonces ha diversificado su trayectoria en otras categorías donde ha dejado constancia de su calidad y polivalencia. No en vano, se ha proclamado Campeón del Mundo de Resistencia 2018 del WEC con Toyota, certamen en el que también ganó las legendarias 24 Horas de Le Mans en 2017 y 2018. Siguiendo en esa especialidad, también se ha adjudicado las 24 Horas de Daytona 2019. En la presente campaña, concretamente en el pasado mes de enero se estrenó en Dakar, ampliando su experiencia automovilística al mundo de los rally-raids.

Imágenes Fernando Alonso: McLaren

 

 

 

 

Dejar una opinión