Lorenzo sale al paso de los rumores sobre Misano

El piloto Jorge Lorenzo, ha confirmado su asistencia al Circuito de Misano, que acogerá del 13 al 15 de septiembre la próxima escala en el calendario del del Mundial de MotoGP. Así lo ha comunicado el mallorquín en su cuenta de Twitter: “Con la vista puesta en el GP de San Marino”.

De este modo, el 93 de Honda ha querido salir al paso de los rumores extendidos durante los últimos días. En ellos, algunas publicaciones especializadas, extranjeras en su mayoría, han insinuado su posible ausencia, tanto en el citado autódromo italiano como en el del posterior compromiso, Motorland Aragón. Pero había más. Otras informaciones casi daban por hecho que no tomaría la salida en la prueba italiana.

 

 

Sin embargo, el mallorquín, ajeno a ese ruido mediático, centra actualmente sus esfuerzos en prepararse físicamente. Responder lo mejor posible en Misano y no perderse más fechas se han convertido en sus prioridades. Con ese objetivo está desarrollando un completo programa donde combina sesiones de ciclismo, natación y gimnasio.

¿Por qué aparecieron estos rumores?

Las especulaciones surgieron después de lo acontecido en los test de la semana pasada (29 y 30 de agosto), precisamente, en Misano. Allí, las alarmas y las teorías se dispararon.

Jorge Lorenzo se retiraba prematuramente durante la primera tanda de ensayos. Mermado por la lesión en su espalda, solo pudo rodar durante la mañana del jueves. Después no volvió a subirse a su RC213V.

El propio corredor explicó el motivo de lo sucedido. No podía soportar el dolor que sentía en su columna vertebral.  Al parecer, los 31 giros completados en la práctica matinal se convirtieron en un suplicio insoportable. Ante esta situación, decidió parar la actividad en el trazado cerca del Adriático.

 

 

El tricampeón de MotoGP resultó muy claro y sincero al bajarse de su montura japonesa: “Por desgracia no estoy muy contento con mi espalda. Me siento muy mal en la moto, por lo que hemos decidido acabar los test aquí y dedicarnos a estar bien de cara a la próxima carrera (Misano)”.

Asimismo recordó sus sensaciones en el pasado GP de Gran Bretaña, donde reapareció tras casi dos meses convaleciente, por una doble fractura vertebral en los Libres del GP de Holanda, el 26 de junio.

También explicó que la actuación en Inglaterra, definida por él mismo como una carrera de supervivencia -acabar sin caerse centró sus objetivos-, le hizo resentirse de su patología.

 

 

“Por desgracia, no estoy feliz con mi espalda. Tras haber hecho un gran esfuerzo en Silverstone y tener que dar muchas vueltas en esa situación, sufrí mucho después de la carrera. El lunes y el martes mejoré un poco, pero llegué aquí (Misano) otra vez con dolor”.

También explicó que la exigencia física a la que se sometió para poder cruzar la meta en Gran Bretaña, le provocó una agudización de la inflamación en su región dorsal:

“Ahora estoy un poco peor que en Silverstone. De hecho las veinte vueltas de la carrera han aumentado la inflamación. Posiblemente necesitaré un periodo de unos 10-14 días para que la lesión desaparezca y pueda llegar mejor a Misano”, concluía Jorge Lorenzo.

57 días de baja y muchas especulaciones sobre su futuro

Visto lo sucedido, algunas voces han afirmado que pudo precipitarse en su regreso a las pistas. No obstante, hay que recordar que Jorge Lorenzo había estado de baja 57 días en los que se perdió cuatro carreras en HolandaAlemania, República Checa y Gran Bretaña.

Por si esto fuera poco, durante las vacaciones veraniegas saltó la noticia de sus contactos con Ducati para volver al equipo de Borgo Panigale. Al desvelarse este movimiento, su situación en el equipo se enrareció.

 

 

Para echar más leña al fuego, otras voces apuntaron hacia su posible retirada profesional, ante la gravedad de su caída en Assen y los problemas de adaptación al misil japonés. Este cúmulo de circunstancias incrementaron la presión alrededor de Jorge Lorenzo. Por ello, decidió volver al trabajo en Inglaterra.

La tranquilidad regresa al entorno de Jorge Lorenzo

Por fortuna para el protagonista, parece que todas esas tormentas estivales ya han desaparecido. A pesar de los reveses que está sufriendo en esta nueva aventura deportiva, Jorge Lorenzo ha reafirmado su compromiso con la marca del ala dorada.

De hecho, ha asegurado que piensa cumplir el contrato que le ata con los nipones hasta finales de 2021. A corto y medio plazo, el programa de adaptación a su máquina pasará por lograr pequeños y progresivos pasos que le acerquen a los puestos de cabeza.

Imagen portada: Twitter Box Repsol.

Dejar una opinión